11 errores de los padres manejando la fiebre en sus hijos

U

na fiebre es sinónimo de infección y no de enfermedad, afirma Felipe González, especialista en atención en niños. El mėdico señala que se puede determinar que un niño tiene fiebre cuando su temperatura es de 38 grados centígrados, -100 grados Fahrenheit– en adelante.

Acá, las cosas en las que fallamos:

1. No escatime: Las mamás y papás  acostumbran a medir la fiebre con la mano. ¡No lo hagas más! Usa siempre el termometro.

2. Tome la fiebre correctamente: Los niños que tienen un mes de nacidos, normalmente se les toma la temperatura debajo de su axila pero, esta práctica marca medio grado más. Hazlo vía rectal para que sea más correcta.

Klim 3

3. Si notas que su hijo tiene los pies y manos frías por tener más de 38 grados, NUNCA lo cobije. Conviene colocarle ropa ligera, de tal manera que sus extremidades queden al descubierto. ¡Así bajarás la fiebre!

4. Nunca des un baño de agua: 
El contraste del agua con la temperatura podría provocarle a su bebé una convulsión. Si decides que necesita un baño lo mejor es que sea con agua templada y por menos de 20 minutos.

5. ¡Cuidado con las compresas!: Nunca le coloques compresas de agua fría en sus manitas o pies. Si optas por esta opción tienen que ser con agua tibia.

6. No le des aspirina: Sigue las indicaciones de tu pediatra. Posiblemente te indicará que lo mejor es paracetamol o ibuprofeno. ¡Consulta a tu médico antes de automedicar a tu pequeñito!

7. No automedicar con antibiótico: ¡Si no sabes, no experimentes. Mucho menos con tu bebé!

8. Ser cuidadosa: Si llevaste a tu bebé al doctor, coloca una alarma en tu teléfono en las horas indicadas para proceder con el medicamento. No te saltes las horas indicadas para dar el antitérmico o antibiótico. ¡Termina el medicamento siempre aunque tu bebé se sienta mejor!

9. No le obligues: Si no quiere tomar líquidos no le obligues. Eso sí, ten en cuenta que no debe dejar de tomarlos para recompensar la sudoración. Cuida que no se deshidrate.

10. No le obligues a comer: A los bebés y a los niños nos sucede parecido. Cuando estamos enfermos las ganas de comer desaparecen. No le obligues a comer si él o ella no quieren.

11. No le obligues a estar en la cama: Si ya es un niño que camina no le limites a estar sólo en la cama. Los chiquitines son muy dinámicos y necesitan moverse. Su cuerpo llevará su propio ritmo.

Recuerda que esta información no sustituye de ninguna manera la visita a una sala de emergencias ni la asesoría de un pediatra.  La misma es para fines exclusivos de cumplir con nuestro objetivo de proveer información sobre salud materno infantil de primera calidad. De usted tener alguna duda con la salud de su hijo llame de inmediato a un medico o consulte en persona con un pediatra.

Load More Related Articles
Load More In Bebés y Niños
Comments are closed.

Lea también

¿Cómo organizar los horarios de sueño del bebé?

Durante los primeros meses los tiempos de sueño del bebe están definidos por las tomas de …