Claves para comprar el calzado de los más pequeños

La mayoría de los niños empiezan a dar sus primeros pasos al cumplir el primer año de vida mientras que otros suelen hacerlo sobre los 15 meses. En realidad, no hay una edad en la que esto deba cumplirse, así que tranquila, tu niño lo hará cuando esté preparado.
Cuando empiezan a hacerlo, es vital elegir y ofrecerles el mejor calzado posible, pero sobre todo, es recomendable que empieces a calzarlo cuando sepas que ya está preparado para intentarlo.
Con los días tu niño ira creciendo y las partes de su cuerpo se irán ajustando a lo que use, en el caso de los pies, se debe evitar el calzado rígido o ajustado; y dado que cuando son tan pequeños no nos pueden hablar, debes poner todo tu esfuerzo para asegurarte de que sea la talla indicada.
Acá algunos consejos que podrás tener en cuenta a la hora de comprar calzado para tus pequeños sin equivocarte:

  1. Si el calzado tiene cordones, asegúrate de abrirlo todo lo que sea posible, para que el pie entre completamente y para darte cuenta si la planta está totalmente estirada.
  2. Suavemente ayúdale a empujar el pie hacia adelante y cerciórate de que, entre la parte interna del zapato y el pie de tu hijo quede un centímetro, puedes calcular con tu dedo índice.
  3. Intentar también corriendo el pie hacia atrás, mientras tocas la punta del dedo gordo. En este caso, también debe sobrar un espacio de aproximadamente un centímetro entre la punta del zapato y la punta de los dedos.

Garantizar que el zapato quede un poco suelto es lo más recomendable para favorecer el adecuado desarrollo de sus pies.
Como clave adicional, en Pediatría y Familia te sugerimos evitar en lo posible la “herencia de calzado” ya que estos se amoldan de acuerdo a la forma de cada persona y cuando le ponemos a un niño los zapatos de alguien más, obligamos a sus pies a tomar la forma de quien los usaba primero.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Consejos para desarrollar el cerebro del bebé

D urante sus primeros cinco años de vida el cerebro está desarrollando su “alambrado…