Consejos para que tu bebé no se caiga de la cama al dormir

Con el paso del tiempo las necesidades de tu bebé van variando en todos los aspectos. Respecto a sus necesidades al momento de dormir, estas cambian de acuerdo a su capacidad de moverse.

Cuando el bebé nace no se mueve demasiado y no son capaces de darse la vuelta, por lo regular los papás suelen acostarlos en la cuna o en un moisés, en el moisés no hay riesgo durante los primeros días ya que no son capaces de girarse y la cuna supone un menor riesgo ya que el pequeño está encerrado con barrotes que ayuda a evitar las caídas.

A pesar de que la cuna es una excelente opción para evitar caídas, debes tener en cuenta que esta puede utilizarse hasta cierta edad, con el tiempo los niños crecen y buscarán salirse de ella, lo que puede ocasionar caídas o golpes por intentar salirse.

Si no acuestas al bebé en una cuna, sino que haces colecho (duermes con el) puedes optar por la opción de pegar la cama a la pared para que él duerma entre tú y ella, recuerda ubicar algunas almohadas a lo largo de la pared para que el bebé no se golpee.

Humira – 300

Cuando los niños, empiezan a dar giros es cuando más atento debes estar y mayor precaución debes tener. Si duerme en la cuna no hay muchos riesgo pero si duerme en colecho, el bebé podría dormir entre los dos padres y debes considerar ubicar una baranda a los pies de la cama en caso de que el niño gatee o con sus movimientos llegue hasta allí.

Otra opción que puedes tener en cuenta es la de ubicar una toalla enrollada debajo del colchón en una de las orillas para que éste quede ligeramente inclinado. Así no le quedará fácil girarse hacía este lado.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

¿Cómo notar retrasos en el desarrollo infantil?

Redacción Pediatría y Familia El crecimiento y desarrollo de los niños es el indicador pri…