4 señales que te alertan que podrías estar sufriendo un aborto

La pérdida de un bebé o aborto espontáneo se produce por causas naturales antes de las 22 semanas de embarazo.

Si sucede luego de ese tiempo, se considera como parto prematuro.

De acuerdo con los especialistas de la Revista Pediatra y Familia, las causas más comunes que lo provocan son:

  • Malformaciones congénitas o genéticas.
  • Cuello uterino incompetente.
  • Embarazos ectópicos. Se les llama así porque el feto se desarrolla fuera del útero.
  • Problemas hormonales.
  • Enfermedades como la diabetes, hepatitis y SIDA.
  • Falta de nutrientes en organismo de la madre.
  • Infecciones.
  • Consumo de alcohol o drogas, entre otros.

Sangrado:

Si hace pocos días te enteraste que estás embarazada, tienes que estar muy atenta a todas las señales durante los 9 meses de gestación. El sangrado vaginal es el principal síntoma de un aborto espontáneo. Éste se presenta acompañado de dolores gástricos.  Las mujeres embarazadas que presencien algún sangrado durante el primer trimestre del embarazo necesitan visitar de inmediato a su médico.

Klim – 300

Dolores:

Quizás ya habrás escuchado testimonios de mujeres que perdieron a su bebé,  quienes confirman que cuando un aborto sucede antes de las 22 semanas se siente un fuerte dolor abdominal y en la espalda, los cuales también están acompañados por un sangrado abundante.

No hay síntomas de embarazo:

Normalmente las mujeres se dan cuenta que están esperando un hijo cuando: siente náuseas, aversión por ciertos alimentos, cambios de humor, cansancio, sensibilidad en los senos… Sin embargo, esos síntomas podrían desaparecer para dar paso a la fiebre, escalofríos así como la disminución del vientre. Tienes que estar muy atenta durante los primeros meses de embarazo, pues si desaparecen los malestares normales durante 24 horas, tu bebé está en peligro. Si tienes duda, acude a tu ginecólogo. Un análisis de sangre o ecografía determinarán si tu pequeño está bien o no.

Malestar general:

A este tipo de aborto se le conoce como aborto séptico porque está acompañado de escalofríos, fiebre y malestar general (olor vaginal, cólicos abdominales, presión sanguínea baja, hipotermia, dolor de espalda y disminución en la orina).

Seguir una alimentación rica en calcio y tomar ácido fólico.

Ejercita tus músculos de forma moderada.

Necesitas ser muy cuidadosa al tener contacto con animales como los gatos.

Evita el consumo de embutidos no elaborados. Si lo haces, asegúrate de que sean cocidos a más de 65 grados.

Lava bien las frutas y verduras que comes.

No tomes medicinas sin receta de un especialista.

Evita exponerte a los Rayos X.

Acude a todos los controles prenatales y saca todas las dudas que tengas.

Asiste a un hospital de forma inmediata si notas que hay fiebre, pérdida de sangre y dolores abdominales. Tu vida y la de tu bebé podría estar en peligro.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Complicaciones
Los comentarios están cerrados.

Lea también

¿Qué es el cerclaje y para qué sirve?

Por: Redacción Pediatría y Familia Cuando una mujer se encuentra en gestación, todo su org…