Medicamentos seguros y prohibidos en el embarazo

La toma de algunos medicamentos durante el embarazo puede provocar situaciones de peligro para el bebé. Consulta con tu médico antes de tomar un medicamento y así asegúrate de no provocar alteraciones en el correcto desarrollo del feto. Te contamos cuáles son los medicamentos seguros durante el embarazo, cuáles son peligrosos y cuáles están completamente prohibidos durante la gestación. 

A lo largo de los nueve meses de embarazo es normal que se produzcan situaciones en las que se requiera el empleo de medicamentos. Alrededor del 80 por ciento de las embarazadas toma algún tipo de fármaco durante el periodo de gestación y son muchas las que siguen un tratamiento que no se puede interrumpir al quedar embarazada.

Medicamentos seguros durante el embarazo

Aunque en la actualidad existe una baja incidencia de anomalías congénitas por el consumo de medicamentos, es importante que antes de tomar cualquier fármaco consultes con tu médico. Para tu tranquilidad, estos son los medicamentos más habituales a los que puedes recurrir:

– Analgésicos. En caso de dolor o inflamación se recomienda el uso del Paracetamol. Ahora nuevos estudios lo han puesto en duda.

Klim – 300

– Descongestionantes nasales. Se pueden utilizar durante los catarros porque su acción ejerce a nivel local. No deben de usarse más de 3 o 4 días seguidos ya que puede causar rinitis como efecto rebote, es decir, una vez se acostumbra nuestra nariz al medicamento, el resfriado vuelve con mayor intensidad.

– Pastillas para la tos. En caso de padecer irritación en la garganta se recomienda su uso por su acción suavizante ante el picor, porque estimula el flujo de saliva y alivia la garganta.

– Antiácidos. Para evitar la acidez de estomago se puede utilizar antiácidos siempre que sean derivados del aluminio y magnesio, y que su formato sea en pastillas para chupar.

Medicamentos que no se deben tomar durante el embarazo

Dentro del amplio abanico de medicamentos, existen unos más perjudiciales y que están contraindicados totalmente durante el embarazo:

– Antiinflamatorios no esteroideos (AINES). El ibuprofeno, el naproxeno y la aspirina pertenecen a este grupo. No se recomienda su uso durante el último trimestre de embarazo. Estos medicamentos alteran el flujo sanguíneo del feto dilatando los vasos sanguíneos. Además, la aspirina es un fuerte inhibidor de la función plaquetaria, por lo que aumenta la probabilidad de hemorragias durante el embarazo y el parto.

– Parches de nicotina. Tienen un efecto nocivo en el bebé muy similar al de fumar cigarrillos.

Medicamentos prohibidos durante el embarazo

– Antihipertensivos. Totalmente contraindicados durante el proceso de gestación al estar relacionados con defectos de nacimiento en el feto, sobre todo a nivel renal.

– Antidiabéticos secretagogos. La embarazada deberá cambiar el tratamiento a insulina. Tomar esta clase de medicamentos puede provocar hipoglucemias que originarían alteraciones en el sistema nervioso del feto.

– Estatinas. Ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre, pero durante el embarazo, la toma de estos medicamentos, se asocia a malformaciones de la tráquea, esófago, corazón y ano en el feto, entre otras.

– Cortisona. Los derivados de los corticoides pueden provocar en el feto la malformación del paladar hendido.

– Anticonceptivos orales. Aumentan el riesgo de que el bebé sufra Síndrome de Down y presente alteraciones en los genitales y las vías urinarias. Por eso, si una mujer en tratamiento con anticonceptivos se queda embarazada debe de interrumpir el tratamiento inmediatamente.

– Bicarbonato. Produce alcalosis metabólica, es decir, un aumento del pH natural de la sangre de la madre y el bebé.

Klim – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Cuidado Prenatal
Los comentarios están cerrados.

Lea también

¿Qué es el cerclaje y para qué sirve?

Por: Redacción Pediatría y Familia Cuando una mujer se encuentra en gestación, todo su org…