Incontinencia infantil nocturna: ¿cómo puedo ayudarle?

E

l control de esfínteres es un proceso complejo que necesita de una maduración psicológica, física y emocional, este proceso madurativo es propio de cada niño y es muy importante respetar esos tiempos.

Los escapes de orina por la noche hasta los 5 años se consideran totalmente normal. Una vez iniciado el control de esfínteres, tras haber retirado el pañal para dormir y poniendo un protector del colchón bajo la sábana, si ha seguido mojando la cama lo primero que debemos tener muy en cuenta es que no se debe reñir ni castigar al niñoya que no lo hace porque quiera y muy probablemente a él también le moleste. Para que no sea un problema os recomendamos descubrir los calzoncillos y braguitas absorbentes, diseñados para ofrecer una protección insuperable que les mantiene secos y seguros toda la noche.

¿Qué medidas podemos tomar para ayudarle?

  • Evitar que se sienta culpable, como te contamos en este artículo sobre qué hacer si sigue haciéndose pipí.
  • Regla familiar. No burlarse del niño. Su autoestima está en juego.
  • Visita al baño. Vigilar que vaya al baño antes de acostarse.
  • Tratar que el niño no beba líquidos antes de dormir o por la noche.
  • Las bebidas con cafeína se deben evitar siempre.
  • Motivación. Motivar al niño con un calendario de noches secas y mojadas, mediante dibujos o pegatinas y prémielo cuando consiga el objetivo, pero también si realmente pone de su parte para conseguirlo (no bebe y orina antes de acostarse, ayuda a recoger la ropa mojada, ec.). Si ve que no mejora, no insista con el calendario porque le frustrará.
  • Satisfacción y motivación con los avances. Mostrarle satisfacción con mínimos avances.
  • Implicación. Permite que tu hijo se cambie solito la ropa mojada, implícale en el cambio de muda pero sin que lo vea como un castigo.
  • Levantarle a orinar por la noche hará que no moje la cama, pero no resuelve la enuresis. El niño suele estar dormido y no se da cuenta de lo que hace.
  • Retener la orina durante unos minutos cuando siente ganas de hacer pis no es perjudicial, pero no ha demostrado ser eficaz, ni tampoco es conveniente indicarle que “corte el pipí” cuando esté orinando, pues hasta puede resultar contraproducente, dado que puede alterar la función de la vejiga.

¿Qué juegos podemos hacer con nuestros hijos para facilitar este paso?

  • Ejercicios de control corporal,subir y bajar escaleras, ponerse en cuclillas y jugar un tiempo en esa posición.
  • Exploración de su cuerpo a través de los sentidos:tocaremos distintas texturas, nos mancharemos las manos con pintura de dedos, manipularemos plastilina o cualquier masa hecha, por ejemplo, con harina o maicena y agua.
  • A nivel cognitivo hacer juegos que impliquen referencias espaciales relacionadas con su cuerpo delante-detrás, arriba-abajo, salir-entrar, grande-pequeño
  • Imitación. Es importante que vayan viendo como sus papás o hermanitos van al baño, para que vayan mostrando interés por el proceso.
  • Realizar actividades de juego simbólico, ideal para las edades tempranas, como sentarles en el orinal.
  • Lectura de cuentos para dejar el pañal.
  • Otra herramienta muy útil para ayudar a los niños mientras controlan su esfínter es utilizar braguitas y calzoncillos absorbentes  a modo de ropa interior. Le ayudaremos con su autoestima y les motivaremos al pensar que ya no llevan pañal, ya que ellos pueden subírselos y bajárselos solitos. 
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Reafirme la personalidad de sus hijos: U. de Harvard

La personalidad es un conjunto de rasgos que se manifiestan desde la primera infancia. El …