10 nutrientes que todos los niños necesitan

Calcio: Forma huesos y dientes fuertes, fomenta el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular, interviene en el proceso de coagulación de la sangre y ayuda al organismo a convertir la comida en energía.
 .

Ácidos grasos esenciales: Ayudan a fabricar células, regular el sistema nervioso, fortalecer el sistema cardiovascular, mejorar las defensas del organismo y absorber nutrientes. Son necesarios para la salud del cerebro y la vista.

Hierro: Es importante para la fabricación de hemoglobina, el pigmento de la sangre responsable de transportar oxígeno a las células, y la mioglobina, un pigmento que almacena oxígeno en los músculos. La falta de hierro causa anemia, lo cual puede resultar en fatiga, debilidad e irritabilidad.

Magnesio: Mantiene los huesos saludables y un ritmo cardíaco estable, refuerza el sistema inmunológico y ayuda a mantener una buena función muscular y nerviosa.

Potasio: Junto con el sodio, ayuda a controlar el equilibrio de fluidos en el organismo, lo cual ayuda a mantener una buena presión sanguínea. Contribuye a mantener una buena función muscular y ritmo cardíaco y, en años futuros, podría reducir el riesgo de desarrollar piedras en los riñones y osteoporosis.

Vitamina A: Cumple un papel importante en el desarrollo de la visión y el crecimiento de los huesos, ayuda a proteger el organismo de infecciones y fomenta la salud y el crecimiento de las células y los tejidos del cuerpo, incluyendo cabello, uñas y piel.

Vitamina C: Ayuda a formar y reparar los glóbulos rojos de la sangre, los huesos y los tejidos; ayuda a mantener saludables las encías y fortalece los vasos sanguíneos, minimizando los hematomas (moratones); asiste en la cicatrización, fortalece el sistema inmunológico y mantiene las infecciones bajo control. También ayuda al organismo a absorber mejor el hierro de los alimentos.
 

Vitamina D: Ayuda al organismo a absorber minerales como el calcio y a construir dientes y huesos sanos. Es esencial para alcanzar el potencial máximo de crecimiento y desarrollo de masa ósea. También funciona como una hormona que ayuda a mantener la salud del sistema inmunológico, a producir insulina y a regular el crecimiento celular.

Vitamina E: Limita la producción de radicales libres, los cuales pueden causar daño celular. Es importante para el sistema inmunológico, la reparación del DNA y otros procesos metabólicos.

Zinc: Lo necesitan más de 70 enzimas que ayudan en el proceso de digestión y metabolismo de los alimentos, y es esencial para el crecimiento.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Alimentación Infantil
Los comentarios están cerrados.

Lea también

El experimento con el que un niño logró que su familia consumiera menos azúcar

Cuando Matthew Carter, de 12 años, vio la cantidad de azúcar que contenía su bebida gaseos…