La psicología en los niños: factores de importancia

171

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

La psicología en los niños es muy importante, sobre todo en los primeros 5 años de vida pues, son los más relevantes en la formación de nuestra personalidad, autoestima, seguridad y confianza”, afirma Liliana Luna, psicóloga infantil de Cepap (Centro especializado en procesos de aprendizaje personalizado) durante una entrevista a la Revista Pediatría y Familia.

Edad recomendada para llevar a los niños al psicólogo

No hay una edad recomendada para llevar a los niños al psicólogo. Más que edades, hay motivos por los cuales llevar a un niño a terapia con el psicólogo”,

manifestó la psicóloga.

Además, menciona que los padres deben tratar primero de “no encasillar”, pues a veces nota que, cuando los padres llevan a sus hijos al psicólogo es por saber exactamente “qué tienen”. 

Generalmente los padres quieren que uno como profesional en el tema le ponga un nombre específico a lo que pasa a sus hijos, pero en realidad no se trata de eso. Además, cabe tener en cuenta que, con relación, las personas son distintas y hay que respetar esas diferencias individuales”,

expresó.

La mayoría de la teoría recomienda que, cuando un padre vea que su hijo no va al ritmo de los otros niños de la misma edad, entonces busque un psicólogo.

Sin embargo, la psicóloga cree que hay que tener en cuenta las diferencias individuales y la historia de vida de cada ser. Y cuando se habla de diferencias individuales, se habla también de diferencias en el organismo, y el organismo incluye el cerebro y, el cerebro es el que maneja todo. Por tanto, el cerebro es quien dice a qué ritmo aprendes; es el que contiene todo con relación a tu personalidad. El cerebro es todo.

Por consiguiente, no siempre que un niño aprenda a un ritmo más lento que otros compañeros quiere decir que sea un problema,

afirmó Luna.

Datos importantes que los padres deben tener en cuenta antes de llevar a sus hijos a un psicólogo

Una de las cosas más importantes que los padres deben tener en cuenta es el ser conscientes de haber agotado todas las posibilidades antes de, porque el niño es su responsabilidad. Cuando ya estén al límite con su hijo y sienten que no pueden con la situación, entonces sí necesitan la ayuda de un psicólogo. 

En cuanto a comportamientos:

Luna dice que “cuando el niño o niña cambió de un momento a otro, eso es un comportamiento que muestra que hubo un cambio, entonces ahí se puede buscar un psicólogo”.

La teoría recomienda otras cosas, por ejemplo, cuando el niño o niña aprende más lento. De manera que, si su hijo tiene 5 años y apenas balbucea, entonces debe buscar un psicólogo. 

No obstante, si usted como padre observa que su hijo tiene un problema de pronunciación de ciertas letras, intente hacer ejercicios con él. “En estos casos se puede hacer un buen uso de la internet. Esta te da mucha información y permite que tú mismo los puedas hacer sin necesidad de un psicólogo”; afirmó la psicóloga de centro especializado.

  • La rebeldía

Entre los 2 y los 3 años el niño apenas está aprendiendo a reconocer, regular y expresar sus emociones de determinada manera. Por lo tanto, si usted como padre no utiliza las pautas de crianza adecuadas para manejar esa etapa que es específica de esa edad, lo más probable es que en otra edad, sea a los 5, 6 o 7 años, eso se convertirá en un problema. Ahí también debe acudir y buscar a un psicólogo. 

Motivos más frecuentes de visita al psicólogo infantil

Desafortunada y afortunadamente los problemas académicos son los motivos más frecuentes de visita al psicólogo por parte de los niños. 

¿Desafortunadamente por qué? Porque los problemas académicos son una consecuencia de algo que está sucediendo. No siempre son una causa, a menos de que hablemos de problemas de aprendizaje; pero generalmente no son la causa, son la consecuencia de que algo está pasando. Y afortunadamente porque gracias a que le va mal en el colegio y los padres deciden buscar ayuda, nos damos cuenta de qué está sucediendo. Ahí es cuando llegamos a hablar de estrés, ansiedad o algún dolor psíquico”;

dijo.

Es importante tener muy claro que cuando un psicólogo menciona que algo le está pasando al niño, hace referencia a que algo le está pasando pero  internamente, sea por cosas que ya sucedieron en casa o por cómo él o ella han empezado a asumir su realidad. 

Otro factor importante para tratar a los niños es su historia de vida. Esta es muy importante cuando se analiza qué le pasa a un niño. 

La historia de vida involucra también a todo el sistema familiar y lo que ha pasado dentro de él”. 

Cómo reconocer si un niño padece estrés o ansiedad

Hay varios aspectos que han hecho que la ansiedad o estrés en los niños se vuelva un poco más evidente e intensa:

  • El ritmo de vida, ya que todo va muy rápido.
  • Las exigencias y las altas expectativas de los padres. Sobre todo cuando se hace referencia a hijos muy deseados. 
  • La pronta iniciación de la vida escolar. Muchos niños van muy pronto al colegio y deben cumplir con exigencias académicas que a veces para ellos es una alta carga de estrés. 
  • La influenciada destrucción del vínculo familiar debido a los medios. 

Síntomas:

  • Físicos: Dificultad para respirar, taquicardia, mareos, tensión muscular.
  • Otros: niños que muestran preocupación excesiva por ciertas cosas, por ejemplo, por sus materias del colegio, entre otras. O porque no hicieron algo que sus papás les pidieron. Es decir, siempre presionados por lo que los padres van a decir. Niños con problemas de autoestima. Niños con dificultad para concentrarse (uno de los más comunes) y niños con tics nerviosos y obsesiones. 

Los anteriores síntomas también pueden identificarse en el contexto escolar.

Niños ensimismados

Cuando un niño se ensimisma se tienen que valorar varias cosas, y lo primero y más importante a tener en cuenta es saber si para él o ella es un problema. 

Cuando tú quieres y eliges estar solo porque para ti es mejor, como adulto casi nadie te va a cuestionar el porqué te aíslas. Sin embargo, cuando eso lo hace un niño, ahí sí todo el mundo tiende a preocuparse. Así que, primero tenemos que valorar qué tan perjudicial es eso para el niño. Pero si al niño no le afecta, no hay por qué preocuparse“;

aseveró Liliana Luna.

Es decir que, eso tiene que ver con las diferencias individuales y con la personalidad. En contraste con ver que al niño lo aíslen, rechacen o que este exprese su tristeza al estar solo; ahí sí tendría que hacerse un trabajo para ver qué pasa con él y su entorno y modo social.  

Amigos imaginarios de los niños

Los amigos imaginarios hacen parte de una gran etapa de las personas, aunque no todos hayan tenido amigos imaginarios. Tener amigos imaginarios NO es anormal, siempre y cuando se hable con el niño o niña y que este sea consciente de qué es un amigo imaginario. 

¿Cuándo radicaría un problema? Cuando él o ella crea que ese amigo imaginario en realidad sí existe; crea que es real. “Ahí ya nos preocuparíamos y empezaríamos a hacer ciertos análisis”. 

La depresión en los niños

Cuando se habla de la depresión en los niños, tiene que ver más con un dolor psíquico al que hay que buscar la causa y trabajarla, pero no sobredimensionarla. Según Luna, “hemos llegado a un punto donde sobredimensionamos lo que pasa con los niños y lo problematizamos”.

¿Qué hacían los padres en otras épocas? Naturalizaban cada comportamiento de los niños. Lo naturalizaban de tal manera que, o se acabara o los niños lo hicieran parte de sus vidas y aprendieran a vivir con eso. Y al final no era un problema.

En cambio, ahora lo problematizamos y queremos llevar al niño al psicólogo a que le ponga un nombre a dicha acción o comportamiento, cuando en realidad son situaciones que se deben a algo, y que en muchos casos dichos comportamientos y actitudes se deben a sus padres. Sea porque los padres no usaron las pautas de crianza adecuadas o porque tienen conflictos que también nunca resolvieron”; concluyó la profesional en el tema. 

Por: Alejandra Martínez | Periodista

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Los valores los inculcan los padres, no la escuela

Los profesores tienen una función importantísima en este aspecto, pero es el ejemplo de la…