7 alimentos desaconsejados para bebés y niños

468
Por: Redacción Pediatría y Familia

La transición alimentaria en los bebés es un proceso paulatino. Cuando deben dejar la leche materna, se realizan innumerables recomendaciones para evitar complicaciones en la salud de nuestro hijo. De éstas, las más importantes tienen que ver con el consumo de alimentos más adecuados según la edad del niño, ya que hay algunos que el niño debe evitar hasta que cumpla una edad determinada.

Para facilitar la tarea, en este artículo hablamos de aquellos alimentos que los pequeños de salud no deben consumir bajo ninguna circunstancia. Debemos aclarar que: los alimentos mostrados solo podrán ingerirlos los infantes cuando hayan cumplido la edad mínima para empezar a probarlos sin ningún riesgo.
Estos son los alimentos prohibidos para los niños de acuerdo a su edad.

Para menores de 1 año:

Leche de vaca: La leche que los adultos consumimos contiene un gran número de vitaminas y minerales que resultan nocivos para el bebé. Esto se debe a que sus riñones podrían presentar una sobrecarga de estas sustancias y no podría funcionar normalmente mientras intenta procesarlas. Por ese motivo, los pediatras aconsejan la alimentación con leche materna o con leches de crecimiento, en caso de que el bebé rechace la leche de la madre.

Bebidas derivadas de vegetales: Aunque la leche de soya, de quinua o de almendras cada vez son más populares, los pediatras desaconsejan su consumo en bebés. Antes del primer año, el bebé comienza su periodo de adaptación a los diferentes grupos de alimentos. Por ello, su sistema gastrointestinal no está preparado para digerir los nutrientes que aporten.

Sin embargo, los pediatras también afirman que en caso de presentar intolerancia a la lactosa se puede analizar la situación y hacer uso de estas bebidas vegetales cuando son diseñadas específicamente para bebés o niños. Pero ¡ojo! solamente después del primer año.

Espinacas: Aunque se habla del aporte nutricional de la espinaca en nuestra dieta, lo cierto es que es un alimento tóxico para bebés. La espinaca contiene un elevado número de nitritos, sustancias que pueden causar una intoxicación por metahemoglobinemia e incluso desencadenar graves complicaciones de salud como el síndrome del bebé azul.

Bebidas con gas: No es un secreto que las bebidas gaseosas están compuestas por altas concentraciones de azúcar, un compuesto extremadamente dañino de acuerdo con la OMS. Cuando un bebé consume estas bebidas, se convierte en una persona propensa a desarrollar sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades del sistema cardiovascular a temprana edad.

Para niños en ninguna edad:

Pescado o frutos del mar crudos: De acuerdo con los especialistas es totalmente desaconsejado consumir pescado crudo, no solo en la infancia sino en cualquier etapa de la vida. Los pescados son portadores del anisakis, un gusano parasitario que habita en los animales marinos. Por ese motivo, se aconseja comprar pescados ultracongelados para así matar las larvas del parásito y evitar enfermedades infecciones o alergias.

Carne cruda: No sobra decir que la carne es un alimento que se contamina con mucha facilidad. Al dar carne cruda a los niños o proveerlos de un trozo con mala cocción, los exponemos a un gran número de bacterias y con ello a las infecciones que producen. De este grupo se destaca la posibilidad de padecer toxoplasmosis, salmonela o triquinosis.

Huevo crudo: Varias veces consumimos huevo crudo sin que nos enteremos: en mayonesas, algunas salsas, tortillas poco cuajadas y otras variantes de preparación. Sin embargo, esto es un factor de alto riesgo pues en el huevo está presente la salmonela, un microorganismo que puede deteriorar gravemente la salud de bebés y niños que inclusive puede poner su vida en riesgo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Células madres, posible clave para el tratamiento del autismo

Las células madre podrían ser la clave para tratar a los niños. Actualmente el autismo es …