Cómo tratar las picaduras de mosquito en bebés

114

Las picaduras de insecto, por lo general, no significan una complicación grave pero sí pueden llegar a ser molestas por la comezón que produce. Se identifican fácilmente por el enorjecimiento y la hinchazón de la zona afectada. Las mujeres embarazadas y los niños son los blancos perfectos para los mosquitos, pues ambos suelen tener una temperatura corporal más alta que el resto de la población.

¿Qué hacer si a mi bebé lo picó un mosquito?

  1. Lo primero, es aplicar un poco de hielo en la zona afectada para reducir la hinchazón y calmar la picazón. Ten en cuenta que los bebés no son conscientes sobre si es bueno o no rascarse la piel afectada, de manera que debes reducir esa molestia tanto como sea posible.
  2. Aplica una solución de calamina o geles calmantes formulados. Estos son de fácil acceso y pueden conseguirse en farmacias. Lee las instrucciones de uso, y evita el contacto con los ojos, la boca, mucosas y la nariz).
  3. Lava la piel con agua y con jabón. En algunas ocasiones el aguijón puede quedar dentro de la piel y debe extraerse. Si consideras que en casa no puedes hacerlo, puedes acercarte al centro médico más cercano.

Prevén las picaduras de mosquito

  • Procura no llevar al niño a zonas húmedas, pues son los lugares principales donde se concentran los mosquitos.
  • Utiliza mosquiteras en la ventana, y refuerza su eficacia con insecticidas de enchufe. Realmente hay muchas alternativas como los atrapainsectos o matainsectos que se instalan muy fácilmente.
  • El uso del repelente es válido siempre y cuando te asegures de que es seguro para los niños. También hay algunos remedios naturales que puedes preparar en casa para repeler a los mosquitos. Evita aplicarlo en manos o pies, pues es lo primero que se llevan a la boca.
  • Procura el uso de camisas y pantalones largos.
  • Utiliza toldillos mosquiteros en las camas para reducir el riesgo de picadura durante la noche.

Alergia a las picaduras de mosquito, ¿qué debo hacer?

Las alergias por insectos son muy comunes en la infancia y la mayoría supone reacciones leves ante la sustancia que la provoca. Generalmente, estas complicaciones se tratan con antiinflamatorios y antihistaminicos en forma de crema o gel. En caso de infección y en reacciones alérgicas más graves, puede ser necesaria la medicación oral, pero ten en cuenta que en ningún momento se debe automedicar. El tratamiento debe ser determinado por el pediatra.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Granuloma umbilical, ¿qué es y como tratarlo?

El granuloma umbilical es el sobrecrecimiento de tejido que aparece durante el proceso de …