La criptorquidia: cuando los testículos no descienden

515

Durante el embarazo, el bebé crece y desarrolla sus órganos internos para que su cuerpo esté preparado al momento de nacer. Esto incluye al aparato reproductor, cuya función es determinar el sexo del bebé. En el caso de los bebés varones, los testículos se forman en el abdomen y descienden por sí solos en los últimos meses o semanas de gestación.

Sin embargo, cuando esto no ocurre se habla de criptorquidia, una anomalía que ocurre a cerca del 5% de niños en el mundo.

Los pediatras definen a la criptorquidia -también conocida como criptorquídea- a una patología común que se evidencia por la ausencia de un testículo o ambos testículos en el escroto. Aunque el nombre de esta condición significa literalmente testículo oculto, en ella también se  se cuentan los casos en los que los testículos del niño descendieron de forma incorrecta.

Para el bebé, la criptorquidia no es perceptible ya que no causa ningún tipo de dolor. Sin embargo, si no se trata adecuadamente puede tener secuelas a largo plazo como infertilidad o cáncer testicular en la adultez.

¿Cuál es el tratamiento para esta condición?

Usualmente, los niños con criptorquidia no necesitan de ningún tratamiento. En la mayoría de casos, los testículos descienden por sí solos hasta el escroto sin ser percibido por el niño o sus padres. Solo el pediatra puede confirmar que la patología se superó a través de estricto seguimiento y exámenes abdominales con frecuencia.

Si al cumplir el año de edad, los testículos siguen en el abdomen, el médico tratante debe definir el tratamiento. Hoy en día, se recurre a la orquidopexia, una cirugía con mínimas complicaciones en las que el doctor ubica a los testículos en la envoltura testicular o a un tratamiento hormonal, usado cada vez en menor proporción debido a los posibles efectos secundarios.

Las posibles secuelas de esta condición pueden prevenirse si la criptorquidia se trata con cirugía. La decisión, sin embargo, recae sobre el médico tratante.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al dentista por primera vez?

Por: Redacción Pediatría y Familia Hace ya algunos años, los pediatras recomendaban a los …