Flemas en el bebé: ¿qué hacer para evitarlas?

584
Por: Redacción Pediatría y Familia

De acuerdo con los pediatras, es normal que las mamás o cuidadores noten a las pocas semanas o meses de nacimiento del bebé que el pequeño tiene flemas. Esto, aunque el niño esté en perfecto estado de salud, es algo normal. Sin embargo, se debe tener en cuenta que -de no tratarse a tiempo y de forma adecuada- pueden producir consecuencias negativas en la salud del pequeño como tos o infecciones respiratorias.

¿Qué es la flema y por qué se produce en el bebé?

La flema es el nombre que se le da a la sustancia mucosa, producida por las vías respiratorias cuando sale por la boca. Pero se trata del mismo fluido conocido como ‘mocos’, cuando se expulsa por la nariz. Su función principal es crear una barrera protectora para que las bacterias y virus externos no ingresen al organismo. En el caso de los bebés, la producción de flemas aumenta debido a que se está fortaleciendo su sistema inmunológico, por eso es común notar que el pequeño las expulsa con frecuencia.

Cuando la acumulación de flema y moco es excesiva, bien puede tratarse de un resfriado o sencillamente, el signo de que su organismo está preparado para enfrentar cualquier infección. Si quieres ayudar a tu bebé a superar esta molestia, te presentamos algunos consejos útiles en este artículo:

1. Mantén limpia la cavidad nasal y bucal del bebé. Para hacerlo, en las farmacias venden soluciones salinas y fisiológicas en distintas presentaciones, diseñadas para la población infantil.

2. Procura que el bebé esté hidratado. Si todavía se alimenta exclusivamente de leche materna, revisa los horarios y aumenta una comida si es necesario. Si es un bebé o niño con alimentación complementaria, ofrécele agua más a menudo.

3. Humidifica los espacios del bebé. Un humidificador por las noches ayudará a que el pequeño no sienta resequedad en su garganta. Así su cuerpo producirá menos flema y respirará con más facilidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Mi hijo tiene alergia a la proteína de la leche: ¿Qué debo saber?

Cuando decimos que un bebé es alérgico a las proteínas de la leche de vaca, nos referimos …