La importancia de las tomas nocturnas para el bebé y la madre

La importancia de las tomas nocturnas para el bebé y la madre

7 razones por las que debes dar el pecho por la noche a tu pequeño

¿Son necesarias las tomas nocturnas para desarrollo del bebé? Muchas mujeres se hacen esta pregunta con el paso de los días y las semanas tras sentirse agotadas con el nuevo rol de mamá al que tienen que hacer frente. La ansiedad por querer hacerlo todo bien hace que las horas de sueño escaseen y se planteen buscar una alternativa para dormir algo más por la noche. ¿Qué decirles a esas madres? Que seguramente lo estén haciendo muy bien y que, definitivamente, sí, las tomas nocturnas son necesarias para el bebé y más aún en los primeros meses de vida del pequeño.

Por qué son tan importantes y necesarias las tomas nocturnas para el bebé 

Durante las primeras semanas de vida, el estómago del bebé es muy pequeño, por lo que necesita alimentarse en poca cantidad y con mucha frecuencia, en promedio, cada 2 ó 3 horas, sin importar si es de día o de noche, aunque cada uno tiene su propio reloj biológico y este promedio no debe considerarse como una norma. Es muy importante tener esto presente y aceptar que, al inicio, este control lo tiene el bebé y todo depende del periodo de tiempo en que él se sienta saciado.

Otro elemento muy importante a tener en cuenta es que pretender distanciar las tomas a tan corta edad podría ocasionar hipoglucemias en el bebé por lo que, especialmente en la noche, es necesario ofrecerle su alimento para mantenerlo hidratado y equilibrado en sus nutrientes, principalmente, en sus niveles de glucosa. Aunque a partir de la tercera semana, su organismo adquiere mayor capacidad de almacenar glucosa y disminuye este riesgo, pero esto no es razón para eliminar las tomas nocturnas. 

A continuación te damos siete razones por las que debes dar el pecho por la noche a tu pequeño, ¡hazlo por él pero también por ti!

1. Durante la noche, se producen cambios fisiológicos en la leche materna, que benefician tanto al bebé como a la mamá.

2. Entre las 2 y las 6 de la mañana se presentan los mayores niveles de prolactina,hormona encargada de la producción de leche. La succión del bebé en esas horas estimula esta hormona, haciendo que se incremente la producción de leche y garantizando que el bebé tenga disponible la cantidad que demanda no solo en ese momento sino también durante todo el día siguiente.

3. Por otro lado, al tener mayor producción de leche, se facilitará que el bebé haga su extracción sin mayores inconvenientes.

4. Así mismo, en horas de la noche se incrementa la producción de triptófano y melatonina, ambos actúan como reguladores del sueño, permitiendo que tanto el bebé como la mamá se sientan más calmados y puedan dormir mejor luego de la toma nocturna.

5. También se eleva la producción de oxitocina, facilitando el sueño profundo, que genera un mayor descanso y relajación.

6. Además de estos grandiosos beneficios, las tomas nocturnas favorecen una mayor vinculación afectiva madre – hijo, gracias al frecuente abrazo y contacto de piel, lo cual genera mayor confianza y seguridad en ambos sobre el bienestar del bebé.

7. Las tomas nocturnas también contribuyen a evitar obstrucciones en las mamas, producto de la acumulación de leche que no es succionada o extraída en intervalos largos entre las tomas, ocasionando aumento de su tamaño y provocando dolor, lo que causará molestias en las siguientes tomas. La succión del bebé hace que se vacíen los conductos mamarios, evitando que queden allí restos que puedan convertirse en agentes infecciosos.

Como ven, además de los beneficios, las tomas nocturnas son necesarias, así que, mamitas, paciencia que el tiempo pasa rápido.

Guía Infantil | Andrea Cardozo

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cuidados en la cabeza del bebé recién nacido para evitar malformaciones

Cada vez son más frecuentes los bebés recién nacidos que presentan una malformación en el …