Las 5 enfermedades más comunes en el bebé

869
Las 5 enfermedades más comunes en el bebé

MSP- En el primer año los bebés que van al cuido o a la escuela infantil pueden coger algunas enfermedades respiratorias, digestivas y de la piel. Tranquilos porque es normal.

“Si el bebé ha nacido sano, el lactante no escolarizado suele enfermar muy poco durante el primer año de vida, prácticamente nada. Cuando empieza la escuela infantil normalmente empieza a coger más virus”, afirma la doctora Amalia Arce, pediatra, madre y autora del blog Diario de una mamá pediatra.

El 80% de las enfermedades del primer año son víricas, es decir que no requieren de antibiótico para curarse sino descanso, agua, atención… Un 20% de estas enfermedades puede ser bacterianas, lo que quiere decir que se tratarán con antibióticos.

Entonces… ¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes?

1. Catarro

Mocos y toses. Puede no haber más síntomas, se sabe que no es grave, pero las noches durmiendo a trompicones por los mocos o la tos son agotadoras para los papás. Pese a que no es grave, puede ser largo e incómodo.

2. Bronquiolitis

Es una infección de las vías respiratorias que suele empezar con un resfriado y evoluciona con dificultad respiratoria. Puede ir acompañada de fiebre. En muchos casos el causante de la bronquiolitis es el virus respiratorio sincitial, que puede llegar a afectar a dos de cada tres menores de un año.

“Es una enfermedad cuya evolución es como el dibujo de una montaña: tiene tres o cuatro días de subida hasta que llegamos al peor día, y luego otros tres o cuatro de bajada”, explica la doctora Arce en su libro Diario de una mamá pediatra (ed. Grijalbo).

3. Otitis

La fisiología del oído infantil hace que el moco de la garganta pueda entrar con facilidad en los conductos del oído: se queda estancado y se convierte en caldo de cultivo de infecciones.

La otitis media es la más común. Puede tener un origen bacteriano y por lo tanto necesitar antibióticos.

4. Gastroenteritis

Suele estar causada por un virus. Normalmente origina primero vómitos que van cediendo a lo largo del primer día para dar paso a las diarreas.

Ya no se ofrece dieta blanda o astringente al niño (puede ser contraproducente), sino alimentación sana a demanda. Mantener al bebé hidratado es lo más importante, hay que ofrecerle leche y agua a menudo aunque sin forzarlo.

5. Exantemas víricos

Algunas infecciones víricas se presentan con exantemas o lo que los padres llaman “sarpullido”. Son erupciones en la piel del bebé que a veces asustan por la rapidez con la que aparecen, aunque su origen suele ser viral y poco peligroso.

Entre los lactantes las más comunes son el exantema súbito (o fiebre de los tres días), caracterizado por una fiebre muy alta los tres días anteriores a la erupción del exantema, y la enfermedad boca-mano-pie, que suele ir acompañada de dolor de garganta. En ninguno de estos casos el exantema pica.

Conclusión

Si el bebé coge una o varias de estas enfermedades, ¿quiere decir que tiene problemas de defensas? “Para nada”, afirma la doctora Amalia Arce. Quiere decir que su inmunidad se defiende de forma eficiente de una exposición más constante a esos virus.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Mi hijo tiene alergia a la proteína de la leche: ¿Qué debo saber?

Cuando decimos que un bebé es alérgico a las proteínas de la leche de vaca, nos referimos …