Por qué los bebés menores de un año no deben consumir leche de vaca

Por qué los bebés menores de un año no deben consumir leche de vaca

La importancia de la grasa de la leche de vaca entera a partir de esta edad.

Es frecuente que las mamás presenten dudas al momento de iniciar la introducción de alimentos en la dieta del bebé, sobre todo en tener la seguridad de que estos le aporten a su hijo los nutrientes necesarios para su sano crecimiento. ¿Qué pasas con el calcio, tan importante para la formación de los huesos? Muchas veces se piensa en la leche de vaca como principal fuente de este mineral, sin embargo es necesario que las mamás conozcan las razones por qué los bebés menores de un año no deben consumir leche de vaca. 

Por qué los bebés menores de un año no deben consumir leche de vaca

Al nacer, el bebé tiene un sistema digestivo apto para procesar la leche materna. Con el paso de los meses, su organismo va creciendo, desarrollándose y fortaleciéndose, sin embargo, antes de cumplir el año de edad, aún no se encuentra en condiciones de asimilar correctamente las altas cargas de proteínas provenientes de la leche de vaca.

La concentración de proteínas en la leche materna es de 1gr/100ml, mientras que en la leche de vaca es de 3,3 gr/100ml, de manera que esa sobrecarga de proteínas que estaría recibiendo el bebé hará que sus riñones trabajen de manera incorrecta, sometiéndolo al riesgo de sufrir alteraciones graves al no ser capaces de filtrar y excretar el excedente que reciben.

Otra razón importante está relacionada con la capacidad de absorción de hierro. Aunque ambas leches, la materna y la de vaca, contienen una concentración de hierro de 0,1mg /100gm de leche, el bebé está en capacidad de absorber el 70% del hierro de la leche materna, mientras que el que está en la leche de vaca tiene una menor absorción, el bebé solo recibe cerca del 30%

Su sistema digestivo tampoco está en capacidad de procesar las grasas contenidas en la leche de vaca que, junto a la sobrecarga de proteína, pueden ocasionarle irritación en la pared intestinal generando pequeñas pérdidas de sangre y esto, aunado a la baja absorción de hierro, pueden provocarle anemia, lo cual ha sido demostrado a través de estudios científicos.

Por otro lado, este deficiente procesamiento de las proteínas de la leche de vaca conduce a potenciar riesgos innecesarios de intolerancia y alergias a temprana edad, así como enfermedades crónico – degenerativas como la diabetes y la obesidad.

Cuándo y cómo introducir la leche de vaca en niños

Estos efectos adversos no se hacen presente si la leche de vaca es introducida como alimento del niño a partir del año de edad, por el contrario, resulta beneficioso para su neurodesarrollo recibir la grasa de la leche de vaca entera, sin descremar y también le ayuda a un mejor aprovechamiento de las vitaminas A y D.

A partir de esta edad se recomienda la ingesta de medio litro diario de leche, sumando todas las preparaciones en que pueda consumirla (no solo hablando de leche líquida sino mantequilla, ricota, queso, requesón).

Si bien es cierto que las leches de fórmula infantil inicial que se les da a los bebés que no son amamantados se elaboran a partir de leche de vaca, esta es procesada y modificada para hacerla lo más parecida a la leche materna. En razón de lo cual algunos especialistas consideran conveniente retrasar el consumo de leche de vaca hasta el año y medio o, si es posible, hasta los 3 años de edad, incorporando en ese tiempo, las fórmulas infantiles de continuación, que han sido enriquecidas con hierro y otras vitaminas, pero que contienen menos proteínas que la leche de vaca.

Sin embargo, dichas fórmulas de continuación o etapa 3, no son absolutamente necesarias puesto que no ofrecen ventaja sobre el consumo de leche de vaca y una dieta nutritiva, de hecho muchas de ellas refieren tener DHA, el cual según dichas compañías es esencial para el desarrollo cerebral, sin embargo, eso aún no se ha demostrado. Así que nada sustituye una alimentación sana y balanceada incluyendo todos los grupos de alimentos.

Guía Infantil | Andrea Cardozo

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cuidados en la cabeza del bebé recién nacido para evitar malformaciones

Cada vez son más frecuentes los bebés recién nacidos que presentan una malformación en el …