Aspectos clave sobre el cáncer cervical en el embarazo

681
Por: Redacción Pediatría y Familia

El cáncer cervical, también conocido como cáncer de cuello uterino, es una enfermedad que afecta a mujeres en edad reproductiva -sean fértiles o no-, convirtiéndose así en uno de los tipos de cáncer más comunes en la población femenina y siendo América Latina uno de sus focos principales. De acuerdo con estadísticas internacionales, se detectan aproximadamente 490.000 casos nuevos cada año, especialmente en países en vías de desarrollo. En estas naciones, el 85% de mujeres que padecen este cáncer, no logran superarlo.

La causa más común del cáncer cervical es el virus del papiloma humano (VPH), transmitido a través de relaciones sexuales sin protección. Sin embargo, también inciden en su desarrollo factores genéticos y la presencia de células anómalas en el cuello del útero. Por fortuna, evitar la propagación e infección de este virus en niños y jóvenes en la actualidad se aplica una vacuna que los mantiene protegidos.

¿El cáncer cervical también puede aparecer en el embarazo?

Por contradictorio que parezca, a veces se diagnostica en el embarazo. En realidad, se estima que se detecta en 1 de cada 100.000 embarazos, en mujeres gestantes que rondan los 20 – 35 años. Pero, a pesar de que este diagnóstico -en una etapa que se sueña fantástica- puede ser desolador, las probabilidades de sanar por completo son más altas, ya que se descubre en fases iniciales.

Sin embargo, esto también puede ser contraproducente. Debido a las opciones de tratamiento actuales, la vida del bebé y la fertilidad futura de la mujer queda en riesgo. Por eso, la decisión del tratamiento a seguir debe ser evaluada con mucha atención por la madre y los médicos tratantes.

¿Es posible ser madre luego de un cáncer cervical?

Todo dependerá del tratamiento utilizado. Sin embargo, en muchos casos las mujeres logran llevar a cabo uno o más embarazos con éxito. Para lograrlo, si se preserva el útero de la mujer, antes de comenzar el intensivo tratamiento se extraen sus óvulos y se guardan en laboratorio con el método de criopreservación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Efectos tardíos del cáncer en la población infantil

Existe una gran proporción de individuos menores de 21 años que han podido aumentar sus pr…