Consejos de la AAP para prevenir hipotermia en bebés y niños en el invierno

574
*Con información de HealthyChildren.org

Todavía nos encontramos en la época más fría del año. Por ese motivo, los especialistas de la Asociación Americana de Pediatría quiere entregar algunos consejos para padres y cuidadores, con el fin de prevenir el enfriamiento corporal en los bebés y niños, una situación que puede generar graves consecuencias para la salud. Entre ellas, la hipotermia.

Los niños que se exponen a temperaturas extremas por mucho tiempo sin tener puesta ropa caliente, seca y transpirable pueden sufrir congelamiento e incluso casos graves de  hipotermia que pueden poner en peligro la vida.  Los niños corren más peligro a causa del frío que los adultos. Debido a que sus cuerpos son más pequeños pierden calor con mayor rapidez. Especialmente cuando se están divirtiendo, tienden a no entrar a la casa (o cualquier lugar bajo techo) cuando se están enfriando.

Cuando la temperatura del cuerpo baja más de lo normal debido al frío, la peligrosa hipotermia puede empezar a aparecer. Un niño puede empezar a tiritar (estremecerse), que es una señal de que el cuerpo está tratando de calentarse, puede entonces también tornarse lento (aletargado), torpe o arrastrar las palabras.

Qué hacer: La hipotermia es una emergencia médica, así que llame a su servicio de emergencias y solicite una ambulancia de inmediato.

  • Mientras llega la ayuda, entre al niño a la casa. Quítele cualquier ropa mojada que tenga que pueda dejar que se escape el calor del cuerpo.
  • Arrope a su niño en mantas o ropa abrigada y ofrézcale algo caliente para beber. Cerciórese de cubrir partes esenciales del cuerpo, tales como el pecho y el abdomen.
  • Si su niño deja de respirar o se le baja el pulso, aplique respiración boca a boca o reanimación cardiopulmonar (RCP).

¿Cómo se puede prevenir?

El congelamiento y la hipotermia son dos padecimientos diferentes, pero algunas medidas de prevención y seguridad en el invierno pueden ayudar a proteger al niño de las dos.

Tenga presente el factor de enfriamiento eólico (vientos).  Generalmente, jugar al aire libre con temperaturas o factor de enfriamiento eólico de menos de -15 °F (-26 °C) debe evitarse. A estas temperaturas, cualquier parte de la piel que sea expuesta se puede congelar en minutos.
Qué ponerse. Varias capas livianas de ropa pueden ayudar a mantener a los niños calientes y secos. Botas impermeables, mitones o guantes y un gorro son esenciales. Cerciórese de que sus niños se cambien cualquier ropa mojada de inmediato.
Tome descansos. Establezca límites de tiempo apropiados para jugar al aire libre para prevenir hipotermia y congelamiento. Cerciórese de que sus niños tengan un lugar para tomar descansos y calentarse bajo techo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

8 errores frecuentes al realizar un lavado nasal al niño

Los lavados nasales con suero son muy útiles si se aplican correctamente, pero pueden lleg…