Orientaciones sobre el uso correcto del asiento protector para niños y niñas

197

A tono con la celebración de la semana de la Seguridad del Asiento Protector, que se lleva a cabo en septiembre, el Programa de Emergencias Médicas Pediátricas del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), orienta sobre el uso adecuado del asiento protector para proteger a los más pequeños mientras viajan en un automóvil.

“De la misma manera que  la mayoría de los juegos que le regalamos a nuestros niños y niñas vienen con un manual de instrucciones que nos ayudan a entender cómo jugarlos, es importante que como padres y madres sepamos que el asiento protector es una de esas cosas que necesitamos saber cómo usar desde el día uno. Y si te preguntas el porqué, la respuesta es así de sencilla: ¡Salva vidas!”, expresó Dalilah Reyes de Jesús, residente de Pediatría del RCM.

La residente explicó que, “muchos son los casos tristes que llegan a nuestras salas de emergencias son de niños y niñas que sufrieron traumas severos y hasta fatales por no utilizar adecuadamente su asiento protector o simplemente por no usarlo. Y usamos la palabra “triste” para describirlo, porque como profesionales de la Salud y como pediatras uno de nuestros compromisos con nuestros niños y niñas es exactamente la prevención; el educar a los padres y madres sobre seguridad en todas sus facetas para evitar más pérdidas de vidas de nuestros pequeños”.

A la hora de seleccionar el asiento protector adecuado para un hijo, a los padres se les podría complicar decidir cuál comprar, ante esto, la doctora expone que, “el mejor asiento protector para tu hijo o hija es simplemente el más seguro, sin importar el color, la tela o las modalidades que incluya. Y para eso, la Academia Americana de Pediatría tiene sus guías bien establecidas”.

El primer paso para escoger el mejor asiento protector es saber la edad, estatura y peso de su niño o niña. A partir de ahí, la Academia Americana de Pediatría exhorta seguir las siguientes recomendaciones:

1. Nunca un asiento protector va en el asiento del pasajero, sólo los niños de más de 12 años pueden utilizar el asiento del pasajero.

2. Todos los niños menores de 2 años de edad deben utilizar el asiento protector mirando hacia atrás, pero para más detalles sobre la estatura y peso, debes verificar en las instrucciones que encontrarás en el mismo asiento protector.

3. Si tu niño o niña tiene más de 2 años y cumple con la estatura y peso requerido del asiento protector, puede estar mirando hacia al frente. Usualmente, este tipo de asiento protector se puede utilizar hasta que su niño o niña pese más de 65 libras.

4. Si su niño o niña tiene más de 8 años y mide más de 4 pies y 9 pulgadas, ya no requiere de un asiento protector. No obstante, sí necesita utilizar el cinturón de seguridad. Usted sabe que está bien abrochado cuando la correa del hombro cruza exactamente por la mitad del pecho sin tocar su cuello y la correa de la falda queda en la cadera, entre la barriga y los muslos.

5. En cuanto al cinturón del asiento protector, este debe estar suficientemente ajustado a su cuerpo y abrochado al pecho al nivel de la axila.

6. La mayoría de los vehículos que fueron diseñados a partir del 2002, incluyen unos agarres entre medio de los asientos para que se fije el asiento protector sin necesidad de utilizar el cinturón del auto. Es importante que lea las instrucciones de su vehículo sobre cómo utilizar esta modalidad.

7. Usted sabrá si el asiento está bien instalado, si cuando lo verificano se mueve más de una pulgada de lado a lado o para al frente.

La residente enfatizó en que es muy importante orientarse con la pediatra de su hijo sobre los asientos protectores, “ya que hay muchos que han sido retirados del mercado o cuyas indicaciones han sido ajustadas, y más cuando un asiento protector es algo que seguimos heredando entre familiares y amigos”.

Ante la pandemia del COVID 19, en Puerto Rico, el Cuerpo de Bomberos, continúa orientando a los padres sobre las medidas de seguridad necesarias al momento de instalar los asientos protectores, haciendo referencias a leer el manual de fabricación para hacer una instalación adecuada. 

Otra alternativa para realizar una instalación adecuada del asiento protector es coordinando una cita con la oficina de los bomberos a través del 787-725-3444. 

Los interesados en obtener mayor información pueden acceder al enlace: comisionparalaseguridadeneltransito.com y healthychildren.org 

Aquellos que deseen contactar al Programa de Emergencias Médicas Pediátrica, pueden llamar al 787-474-0333, extensión 7197 o 7198.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Consejos para imponer disciplina a tus hijos con éxito

A los padres más permisivos les cuesta mucho más, pero en el fondo saben que la …