Covid: el asma en niños no es un factor de riesgo de enfermedad grave

247
Nuevo proyecto de salud busca controlar los síntomas del asma

Los grupos de trabajo de asma de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap), la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP) y la Asociación Española de Enfermería Pediátrica (AEEP) han elaborado un documento de consenso de Asma en Pediatría, que actualiza los aspectos clínicos de esta patología con el objetivo de ofrecer una guía de práctica clínica actualizada, orientada a mejorar la atención a los niños asmáticos y su calidad de vida. Así mismo, han formado el grupo regAp, red española de grupos de trabajo de Asma en pediatría.  La guía ha recibido el aval de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Los pediatras han dedicado un apartado especial de su guía al Covid-19 causado por el virus SARS-CoV-2. “Con la información disponible en este momento podemos decir que los niños y adolescentes suelen pasar la infección por coronavirus sin síntomas o con síntomas leves, y el asma no parece comportarse como un factor de riesgo. Sin embargo, debemos seguir recomendando las medidas generales para evitar la transmisión del virus entre la población e insistir en la adherencia al tratamiento de mantenimiento de los niños asmáticos que lo precisen, para prevenir las reagudizaciones”, comenta Natalia Paniagua, portavoz de SEUP.

El asma, cuya prevalencia en la edad pediátrica en España se estima del 10 por ciento, es una de las enfermedades crónicas más prevalentes en la infancia, y provoca una merma importante en su calidad de vida, así como un elevado coste económico para los individuos y para la sociedad, según destaca la guía. El documento, que lleva como título ‘Asma en Pediatría. Consenso regAp’, ha sido coordinado por Seicap a través de Luis Moral, responsable del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma.

“Aunque existen guías nacionales e internacionales sobre el asma es difícil que la mayoría de los pediatras puedan mantener sus conocimientos actualizados, además de que es necesario establecer unos criterios diagnósticos y terapéuticos que a menudo resultan controvertidos. Por este motivo, los representantes de las principales sociedades pediátricas relacionadas con el cuidado de los niños asmáticos han acordado elaborar un documento que actualiza los conocimientos fundamentales sobre el asma en niños y adolescentes”, destaca.

Integra el “concepto actual de manejo holístico del asma”

Este nuevo consenso, que actualiza el realizado por cinco sociedades en 2007, “integra el concepto actual de manejo holístico del asma, en el que es básico el abordaje de esta enfermedad tan frecuente desde los distintos puntos de vista de Atención Primaria, urgencias, neumología y alergia pediátricas, y por supuesto teniendo en cuenta la perspectiva de la enfermería pediátrica”, señala Laura Valdesoiro, de la SENP.


“Es importante que las familias dispongan de recursos y adquieran conocimientos y habilidades en las técnicas de inhalación indicadas”

La guía también cuenta con la participación de sociedades de pediatras de Atención Primaria, como la Sepeap y la AEPap. “La Atención Primaria (AP) es la puerta de entrada al sistema sanitario y el primer escalón para abordar el asma, pues el pediatra de AP es quien mejor conoce al niño y su entorno desde el nacimiento y con quien la familia tiene una relación más estrecha. Debe existir un consenso y coordinación entre AP y hospital para optimizar los recursos y controlar la enfermedad de estos niños con asma”, subraya Cristina Ortega Casanueva, miembro del Grupo de Trabajo de Asma y Alergia de Sepeap.

Gracias a este nuevo consenso, no sólo los pediatras, sino otros profesionales de otras especialidades y de enfermería que atienden a niños y adolescentes, estudiantes universitarios y especialistas en formación, tendrán una orientación para el manejo de esta patología. El consenso ayuda a identificar tanto una sospecha de asma para facilitar su diagnóstico como las exacerbaciones, cuyo tratamiento inmediato es primordial. “Para ello hemos priorizado la elaboración de tablas, figuras y algoritmos, lo más sencillos y esquemáticos posibles para la identificación de criterios diagnósticos, síntomas o pautas de tratamiento, entre otros”, indica Carmen Rosa Rodríguez, del Grupo de Trabajo de Vías Respiratorias de AEPap.

Recalcan la importancia de la educación

Otro aspecto importante en el abordaje del asma infantil es el de la educación terapéutica, ya que está demostrado que los pacientes con buenos conocimientos, técnica, autocuidado y cumplimiento sufren menos exacerbaciones y tienen una mejor calidad de vida. Aunque es fundamental que todos los profesionales que traten a niños asmáticos se impliquen en la intervención educativa y se formen para ser educadores en asma, cabe destacar el papel de la enfermería pediátrica y escolar en este sentido y en la reducción del absentismo escolar.

“Es importante que las familias dispongan de recursos y adquieran conocimientos y habilidades en las técnicas de inhalación indicadas, en la evitación de desencadenantes inespecíficos (tabaquismo activo y pasivo, contaminación, aire frío y seco, infecciones víricas) y específicos (alérgenos)”, subraya Inmaculada Pérez García, enfermera especialista en Pediatría y vocal por Castilla y León de la AEEP.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

COVID-19: duración de la enfermedad y síntomas en los niños

El nuevo coronavirus tiende a tener manifestaciones diferentes en cada paciente, la poblac…