Ojeras en los niños ¿Debemos alarmarnos?

380
Aunque no es habitual las ojeras en niños, lo cierto es que hay varias causas que pueden propiciarlas tan temprano, y no siempre significa que estén enfermos.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Con información de Guía Infantil

Las ojeras son definidas por los especialistas como un aumento de pigmentación del tejido que circunda el ojo. Razón por la que se ve como una ‘sombra’ bajo los ojos. Estas preocupan con frecuencia a los padres, pues existe la creencia de que traducen un estado de ‘debilidad’ del niño, y en algunas ocasiones, no es así.

Normalmente, cuando los padres evidencian este tipo de condiciones en sus hijos, se alarman y comienzan a cuestionar si los niños están enfermos, cansados o durmieron mal.

¿Influyen las ojeras en la salud de los niños?

Aunque no es habitual las ojeras en niños, lo cierto es que hay varias causas que pueden propiciarlas tan temprano, y no siempre significa que estén enfermos.

1- La primera causa, al igual que los adultos, es la falta de sueño o el cansancio. Fíjate si ha habido algún hecho durante la semana que haya propiciado que el niño esté más cansado de lo habitual. Normalmente, si esta es la causa, en un par de días de descanso las ojeras habrán desaparecido por completo.

2- En algunos casos aparecen debido a una mala circulación de las venas que se encuentran bajo los ojos y que comunican con las venas nasales. Esto es debido a una falta de ventilación en la zona, es decir, una congestión nasal, que puede ser provocada por cuadros alérgicos, un resfriado, rinitis o asma.

3- Causas genéticas. En ocasiones esas ojeras, hagamos lo que hagamos siguen presentes, entonces habrá que tener en cuenta el factor genético y fijarse si alguno de los familiares presentan esos mismos rasgos.

Causas de las ojeras

– Genéticas. Hay una cierta predisposición a que determinadas familias presenten este fenómeno. Es más prevalente en niños de origen africano y asiático.
– Mala higiene de sueño. La falta de sueño suele ser un factor añadido, pero no el único. Es más típico de adultos que de niños.
– Anemia. Las ojeras son más visibles en niños de piel muy blanca. La palidez de la anemia se asocia con la visualización de ojeras.
– Congestión nasal (catarros, rinitis alérgica). Los catarros también pueden provocar la aparición de las ojeras. 
– Causas especiales. En ocasiones, las ojeras son un signo de enfermedades infantiles más complejas, como el el neuroblastoma (signo de los ojos de mapache), la fractura de la base del cráneo, el síndrome nefrótico o la celulitis orbitaria.

¿Cómo combatir las ojeras en los niños?

Aunque en realidad no existe un tratamiento para las ojeras, existen numerosos remedios caseros.

Los hay de todo tipo: poner rodajas de pepino o de patata frías en los ojos, o directamente cubitos de hielo, lavar los ojos con manzanilla, entre otros. Sin embargo, lo cierto es que no es recomendable someter a los niños a este suplicio innecesariamente, ya que basta con erradicar el problema que causó las ojeras en los niños para que desaparezcan por sí solas.

Si la causa es el cansancio, se remedia en unos pocos días durmiendo bien; si la causa es la genética, de poco le va a servir ponerle frío en los ojos; y, En el caso de que la causa sea la falta de ventilación nasal, lo mejor es acudir al médico para que les recete algo para la alergia o simplemente lavar abundantemente la nariz para que esté lo más despejada posible

Por otro lado, hay que tener en cuenta que  algunos de estos remedios pueden provocar alergias, especialmente los que usan cremas y productos químicos, y realmente solo se trata de una cuestión estética, ya que no solucionarían el problema.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Tratamiento hormonal para el bajo crecimiento en los niños

El crecimiento de la población pediátrica es un seguimiento de acuerdo a los estándares de…