7 síntomas no normales de la mujer tras el parto

7 síntomas no normales de la mujer tras el parto

El posparto o puerperio es el periodo que transcurre entre la salida de la placenta y la vuelta a la normalidad de todos los órganos de la mujer. El posparto físico se inicia con la salida de la placenta y dura aproximadamente 6 semanas, la famosa cuarentena; en cambio el posparto emocional o psicológico puede durar mucho más. En esta ocasión, te queremos hablar de esos síntomas no normales de la mujer tras el parto y que nos pueden alertar de algún que otro problema de salud.

Señales preocupantes en el cuerpo de la mujer tras el parto

El organismo durante nueve meses se ha ido transformando para crear una nueva vida, y después del parto, tiene que volver a la normalidad. En este periodo se experimentan muchos cambios fisiológicos naturales, pero también pueden ocurrir ciertas complicaciones. ¿Cómo puedo saber si hay algo que no es normal en mi recuperación? Estos son algunos de los signos y síntomas que nos indican que algo no va bien, y son motivo para consultar un especialista:

1. El sangrado en el posparto
Es debido a los vasos sanguíneos que se rompen al despegarse la placenta del útero, a los restos de células, vérnix, etc. A esto le llamamos loquios. Los primeros días son abundantes, como una regla o incluso más, y de color rojo, siendo normal expulsar algún coágulo.

Los días siguientes son marrones o rosáceos y más escasos en cantidad, y posteriormente se aclaran, terminando con un color amarillento-blanquecino, hasta desaparecer. No es normal que pasados los dos o tres primeros días el sangrado no disminuya y siga siendo color rojo, muy abundante como una regla o mayor y con muchos coágulos, tampoco que el olor sea fétido.

2. Dolor abdominal
Los entuertos o contracciones uterinas son muy frecuentes en el posparto, sobre todo en mujeres multíparas (ya han tenido otro parto o más hijos en el mismo parto), que sienten como pequeñas contracciones uterinas, similares a las del parto, pero menos intensas. Un dolor abdominal intenso, que no cede con analgesia y te impide hacer tu vida normal es un signo de alarma.

3. Molestias en las mamas
Puede que los primeros días posparto tengas pequeñas molestias en las mamas por el aumento del volumen de la leche, como sensación de pecho lleno, que se alivia poniendo al bebé al pecho o extrayendo leche. Pero no es normal tener dolor continuo en uno o en los dos pechos, ni zonas enrojecidas y calientes, esto son síntomas de una posible mastitis.

4. Fiebre
Después del parto es normal una ligera subida de temperatura, debido normalmente a la subida de la leche. Pero una fiebre mayor a 38 grados durante más de 24 horas nos indica una posible infección en las mamas, el útero, la herida del periné o la cesárea, que es necesario revisar y tratar.

5. La hipertensión arterial
Las cifras de tensión mayores a 140/90 en cualquier momento del posparto (y de la vida) es motivo de consulta. La hipertensión se puede acompañar cefalea, dolor en el estómago o alteraciones visuales.

6. Dolor de las heridas
En el postparto podemos encontrar heridas en el periné (desgarros o episiotomías), o herida de cesárea. Es normal que estas heridas duelan durante los primeros días posparto, pero debe ser un dolor soportable, que se calme con analgesia, y que cada día molesten un poco menos. Si aparece sangrado, o cualquier secreción por la herida, si encontramos hematoma o edema, si los puntos están enrojecidos y/o el dolor no cede, debemos consultar al especialista.

7. Estado anímico depresivo
Es normal que se produzcan trastornos en el estado de ánimo durante la cuarentena. Han cambiado muchas cosas en tu vida con la llegada del bebé. Durante las primeras semanas es frecuente encontrar sentimientos de tristeza o melancolía, irritabilidad, ansiedad, ganas de llorar, desánimo, etc. Estos sentimientos tienen una duración limitada y no interfieren en las tareas habituales de la madre, se llama tristeza postparto o maternity blues.

La depresión posparto es un cuadro grave que precisa tratamiento. La intensidad y duración de los síntomas es mucho mayor que en la tristeza postparto. Puede iniciarse en cualquier momento durante el primer año después del parto e impide cuidar del bebé y realizar las actividades habituales. La depresión posparto requiere ayuda y tratamiento especializado.

El posparto es una etapa de muchos cambios, físicos, psicológicos y emocionales, es un periodo de millones de dudas e incertidumbre. Por eso, si tienes cualquier duda, acude a tu matrona o médico de referencia para consultarlo.

Guía Infantil | Raquel Hernández López

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Mamá
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Células madre del cordón umbilical, un seguro biológico para curar futuras enfermedades

La recolección de células madre del cordón umbilical es un procedimiento enfocado en la me…