Duplicadas las lesiones en niños por correr bicicleta en Puerto Rico

Las caídas han incrementado luego del huracán María

Por la falta de energía eléctrica para encender el televisor o las consolas de vídeo juegos, los niños comenzaron a salir de su casa para correr bicicleta, patineta o patines.

Esto trajo consigo un aumento considerable en las lesiones, sobre todo en aquellos niños que salieron a correr sin casco, con las bicicletas sin frenos y sin la debida supervisión.

Así se establecieron en una conferencia de prensa el viernes, representantes clínicos del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) y su Programa de Emergencias Médicas Pediátricas; la Academia Americana de Pediatría y Fondos Unidos de Puerto Rico, quienes se unieron en una iniciativa denominada como “Navidad Segura”.

Humira – 300

Durante la misma se presentaron medidas de prevención de lesiones no intencionales más comunes en Puerto Rico y de paso, se brindó una orientación sobre los juguetes más seguros durante esta época navideña.

“En los meses de septiembre, octubre y noviembre han subido los casos de fracturas en niños, diría que se han duplicado las lesiones por estar corriendo bicicleta sin la debida protección ni supervisión, antes de María no lo veíamos tanto porque los niños no salían a la calle a jugar”, explicó la doctora Milagros Martín de Pumarejo, directora del Programa de Emergencias Médicas Pediátricas y catedrática de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM).

“La iniciativa surge para trabajar el proceso de adaptación de los niños luego del huracán María. Consiste en adiestrar a líderes de entidades sin fines de lucro y ayudarles en la identificación del estrés postraumático y la prevención de lesiones no intencionales…”, indicó por su parte la doctora Yazmín Pedrogo, presidenta del Capítulo de Puerto Rico de la Academia Americana de Pediatría y catedrática asociada de la Escuela de Medicina.

Otras lesiones comunes en niños

La doctora Pumarejo explicó que otras lesiones comunes relacionadas al uso de juguetes son el atragantamiento, quemaduras y lesiones en los ojos.

Para evitar estos daños a los niños la doctora Pumarejo recomendó comprar siempre juguetes apropiados para cada edad, no obsequiarles regalos muy pequeños a infantes o niños en edad preescolar y, cuando se trate de juegos riesgosos, como correr bicicleta, ponerle al niño el equipo de seguridad correspondiente y tenerlos bajo supervisión.

“Los juguetes que se les desprenden las piezas pueden ocasionar atragantamiento, cuando los juguetes incitan a la violencia suelen ser punzantes y luego se disparan y causan lesiones a los ojos, y los juguetes con colores brillantes en ocasiones contienen plomo, algo que puede causar intoxicación en niños que lo lleven a la boca”, concluyó la doctora.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Familia
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Niños diabéticos no necesitan una dieta rigurosa

Jean Mitchelle Vélez Especial para Pediatría y Familia A  diferencia de otras enfermedades…