Tos: ¿Qué significa y cómo tratarla?

Por: Christie de la Vega MSIV, Ivonne E. Galarza MD, FAAP
Pediatras


¿Qué es?

L

a tos es la forma de su cuerpo eliminar cualquier partícula extraña o mucosidad de las vías respiratorias y la garganta. Es un reflejo importante que se produce en cualquier persona de cualquier edad, incluso niños.

¿Qué significa?

Humira – 300

La tos es un síntoma común en la niñez y puede ser causado por una variedad de factores. La mayoría de las veces son el resultado de enfermedades no graves, pero como padre de familia debe tener en cuenta las señales de advertencia que podrían indicar una enfermedad más grave. La tos puede venir en todos los diferentes tipos de sonidos e intensidades, pero aprender a reconocerlos puede ayudarle a controlar sus síntomas en casa.

¿Cuáles son algunas causas comunes de la tos?

  • Alergias
  • Asma
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Goteo posnasal
  • Neumonía
  • Bronquitis/bronquiolitis
  • Otras infecciones (bacterianas y víricas) como gripe, tos ferina y RSV
  • Ingestión de objetos

¿Cuáles son los tipos más comunes de tos?

Tos durante el día:

Este tipo de tos comúnmente se escucha cuando los niños sufren de asma o alergias. La tos alérgica puede escucharse en la mañana después de que su niño se despierte, y la tos asmática puede escucharse después de hacer ejercicio.

Una tos que produce sibilancias o pitos:

Esta tos puede también oírse en los asmáticos, pero también puede ocurrir cuando existe la hinchazón de la parte inferior de las vías respiratorias de su hijo. Esta hinchazón es común con varias infecciones virales. Las sibilancias también pueden ocurrir si su hijo estaba jugando con objetos pequeños y accidentalmente se traga uno. Si usted piensa que esto puede haberle ocurrido a su hijo, no dude en llevarlo a la sala de emergencia.

Tos por la noche:

Esta tos es común en niños con enfermedad por reflujo gastroesofágico o GERD. También puede escucharse en niños con goteo retronasal, que es causada por secreciones de goteo hacia abajo en la parte posterior de la garganta, cuando su hijo se establece a dormir.

Tos con fiebre:

Esta tos puede venir con cualquier infección viral o bacteriana. Una fiebre leve puede verse con el resfriado común, pero la fiebre de más de 102F a veces puede ser debido a una neumonía, por lo que ponerse en contacto con su médico es importante en este caso.

Una tos perruna:

Este tipo de tos puede oírse si su hijo ha contraído el virus Parainfluenza. Este virus causa inflamación de la laringe (caja de voz), que produce el típico “ladrido” o “sello” de tos. Puede comenzar de repente o en medio de la noche, y a veces se oye con estridor. El estridor es una respiración ruidosa que se produce cuando su hijo inhala. En infantes, este puede necesitar una visita a la sala de emergencia. Sin embargo, en pacientes mayores, si no tiene dificultad para respirar puede esperar a ver a su pediatra en la mañana siguiente.

Tos ferina:

Este tipo de tos puede oírse si su hijo ha contraído la bacteria denominada Bordetella pertussis. Su niño puede tener episodios frecuentes de accesos de tos, donde al tratar de tomar aire de manera profunda, provoca la llamada “ferina” (sonido). En este caso, la tos es extremadamente persistente y el bebé a penas puede respirar entre los episodios. La bacteria bordetella pertussis es muy contagiosa, los contactos cercanos deben tomar precauciones y pueden necesitar tratamiento preventivo.  Por esta razón, es de suma importancia que todos en su familia tengan la vacuna de DtaP o TdaP (infantes y adultos), para evitar infectar al bebé de dos meses o menos que no ha podido vacunarse.

Recuerde siempre que el niño se vacuna a los 2 meses, 4 meses, 6 meses, 15 meses, 4-6 años de edad y luego cada 10 años.

¿Cuáles son los signos de advertencia que debo buscar en mi niño?

Aunque la mayoría de los padres reconocen la diferencia entre el tipo de tos que suele acompañar un catarro común y benigno, es importante buscar signos y síntomas que puedan indicar que su hijo está en peligro.

Aquí hay algunas señales que indican más exploración.  Puede ser necesario que su hijo requiera atención profesional o por un médico:

  • Si su hijo tiene fiebre y es un bebé de menos de 3 meses de edad
  • Si su niño ha tenido una fiebre o tos, persistente que ha durado más de dos semanas
  • Si su niño tiene dificultad para respirar
  • Si su niño está respirando rápidamente y no parece recuperar su aliento
  • Si su niño tiene un cambio en el color de los labios, lengua o cara
  • Si su hijo tiene un estridor audible o sibilancias persistentes
  • Si su hijo tiene tos con sangre
  • Si su niño parece estar deshidratado, irritable o inconsolable

¿Cuáles son los mejores tratamientos para la tos de su hijo?

Las farmacias locales tienen inventario de diferentes tipos de medicamentos, que tratan todos los tipos de tos en los niños. La mayoría de los jarabes para la tos vienen como terapias para varios síntomas en una fórmula. En otras palabras, contiene algo para ayudar a la tos, descongestionar la nariz, reducir la fiebre o ayudar a aflojar el moco en el pecho. Todo esto se embotella en un envase. Y como padre, le puede surgir muchas interrogantes. ¿Cómo escojo uno? ¿Cuál es el mejor para la tos de mi hijo? ¿Estos son seguros?

Mientras usted está rodeado de jarabes para la tos en su farmacia, se ha demostrado que estos medicamentos podrían no ser seguros para su hijo y su tos.

Los eventos adversos se han visto cuando los padres accidentalmente proveen demasiado medicamento o dosis con demasiada frecuencia. Muchas de estas sobredosis eran comunes cuando los padres utilizaban la combinación de jarabes para la tos, sobre todo porque no se ha comprobado ningún beneficio con el uso de los mismos y no producen curación. Debido a esto, la FDA (Federación de drogas y alimentos)  no recomienda el uso de estos medicamentos de venta libre en niños menores de 6 años de edad. Siempre consulte a su médico antes de usarlo. Compruebe su dosis y mantenga un diario de cuándo usted les dio su dosis. La mayor parte de estos medicamentos tienen la recomendación de no usarse en niños menores de 2-6 años.

Existen algunos tratamientos recomendados por la Academia Americana de Pediatría que se han estudiado y parecen tener beneficios y son seguros, como lo es la miel.

Está demostrado, que el uso de la miel ayuda a tratar y controlar la tos nocturna en los niños, permitiendo tanto a ellos como a sus padres obtener un mejor descanso en las noches. Los padres que participaron en el estudio, se dieron cuenta que después de tomar miel, antes de acostarse, sus hijos tosieron con menos frecuencia durante la noche y la tos fue menos severa que en noches anteriores.  Estos resultados se observaron al compararlos con los ingredientes comunes que se encuentran en los jarabes para la tos y está comprobado que tienen muchos efectos adversos.

La miel es una alternativa segura y confiable que puede facilitar a su hijo con el alivio de la tos nocturna, evitando efectos secundarios causados por jarabes disponibles para la tos. En estudios publicados por la Academia Americana de Pediatría, la miel ha demostrado ser una supresora de tos nocturna efectiva, especialmente en los niños mayores de un año.

Sin embargo, la miel no debe administrarse a niños menores de 1 año de edad para evitar el botulismo infantil y no debe utilizarse en niños diabéticos.

También debe tener cuidado cuando se usa miel con frecuencia. Se recomienda utilizar la miel para períodos cortos de tiempo para evitar las caries dentales.

Siguiendo estas recomendaciones y resultados de estudios recientes, se puede apreciar que la miel es un tratamiento natural, seguro y eficaz para la tos de su hijo. Proporciona varios beneficios para la salud, mientras que al mismo tiempo, se evita los efectos adversos. Si lee las etiquetas de estos medicamentos para la tos, dicen que son solo para amortiguar los síntomas y no son para curar el catarro. Estos medicamentos pueden aumentar el ritmo del corazón, aumentar la presión sanguínea o producir glaucoma. No olvide leer las etiquetas acerca de los ingredientes y las fechas en que caducan, y siempre consulte a su médico antes de su administración. El pediatra es quien mejor conoce a su bebé y tratará de no proveer ningún medicamento, que sin brindar beneficios, le provoque efectos secundarios.

Referencias:

Dart RC, Paul IM, Bond GR, et al. Pediatric fatalities associated with over the counter (nonprescription) cough and cold medications. Ann Emerg Med. 2009;53(4):411– 417

Cox N, Hinkle R. Infant botulism. Am Fam Physician. 2002;65(7):1388–1392

Food and Drug Administration. FDA releases recommendations regarding use of overthe-counter cough and cold products. January 17, 2008. Available at: www.fda.gov/bbs/topics/NEWS/2008/NEW01778.html.

Identification and quantification of antioxidant components of honeys from various floral sources. J Agric Food Chem. 2002;50(21): 5870–5877

Gheldof N, Engeseth NJ. Antioxidant capacity of honeys from various floral sources based on the determination of oxygen radical absorbance capacity and inhibition of in vitro lipoprotein oxidation in human serum samples. J Agric Food Chem. 2002; 50(10):3050–3055

Duda L, Berlin CM Jr. Effect of honey dextromethorphan, and no treatment on nocturnal cough and sleep quality for coughing children and their parents. Arch Pediatr Adolesc Med. 2007;161(12):1140–1146

Paul IM, Yoder KE, Crowell KR, et al. Effect of dextromethorphan, diphenhydramine, and placebo on nocturnal cough and sleep quality for coughing children and their parents. Pediatrics. 2004;114(1). Available at: www.pediatrics.org/cgi/content/full/114/1/e85

Shadkam MN, Mozffari-Khosravi H, Moyazan MR. A comparison of the effect of honey, dextromethorphan, and diphenhydramine on nightly cough and sleep quality in children and their parents. J Altern Complement Med. 2010;6(7):787–793

Department of Child and Adolescent Health. Cough and cold remedies for the treatment of acute respiratory infections in young children. Geneva, Switzerland: World Health Organization 2001

Lokker N, Sanders L, Perrin EM, et al. Parental misinterpretations of over-the-counter pediatric cough and cold medication labels. Pediatrics. 2009;123(6):1464–1471

Cohen HA, Rozen J, Kristal H, Laks Y, Berkovitch M, Uziel Y, Kozer E, Pomeranz A, and Efrat H.  Effect of Honey on Nocturnal Cough and Sleep Quality: A Double-blind, Randomized, Placebo-Controlled Study. Pediatrics.2012; DOI: 10.1542/peds.2011-3075

Humira – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Huggies
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Mitos y verdades detrás de la lactancia materna

La lactancia materna es la alimentación con la leche de la madre. Es una forma inigualable…