Crecimiento anormal de los senos en niños y niñas

964

Los niños y las niñas tienen tejido mamario. El desarrollo normal de los senos aparece primero poco después del nacimiento y nuevamente al inicio de la pubertad. El tiempo en que se desarrollan los senos varía mucho de una persona a otra y en algunas niñas no ocurre hasta que ya están en la adolescencia media.

Aquí  les brindamos un resumen de algunas anomalías de los senos que pueden ocurrir en los niños

¡Incluso los bebés tienen tejido mamario!

Los bebés varones y las niñas tienen pequeños brotes mamarios que se pueden sentir por un par de semanas después del nacimiento. Estos brotes de tejido mamario se convertirán en el tejido mamario cuando sean adultos. En la infancia temprana, pueden ser prominentes debido a los efectos del estrógeno de la madre. Una vez que los niveles del estrógeno disminuyen, también disminuye su prominencia.

Secreción de los pezones en los bebés

Algunos bebés tienen secreciones debido al enrojecimiento e hinchazón alrededor de los pezones y la mayoría de las veces se resuelve por sí solo. La secreción de los pezones en los bebés no es razón para dejar de amamantar. Comunique cualquier preocupación que tenga al médico de su niño.

Pezones adicionales

Una de las anomalías del seno más común es tener pezones adicionales  (también llamada pezones supernumerarios) que se encuentran comúnmente en las axilas o en el abdomen en los niños y en las niñas. Este tejido mamario adicional se llama el politelia. Si es molesto, se puede extraer —típicamente con medicamento anestésico en el consultorio del médico y a la edad que el niño quiera hacerlo.

Crecimiento de los senos en los niños

Ginecomastia es la presencia de suficiente tejido mamario en un varón que da la apariencia de que un montículo mamario se está desarrollando. La ginecomastia se puede presentar desde un brote prominente de tejido mamario que no desaparece hasta un montículo mamario y un pezón redondeado. La mitad de todos los jóvenes adolescentes tendrá tejido prominente sensible en el pezón durante la pubertad. En la mayoría de los casos este tejido se reduce de tamaño en 2-3 años. Si no sucede, y fuera de esto el joven tiene buena salud, se podría considerar extraer el tejido quirúrgicamente.

Es importante señalar que cierto abuso de sustancias, incluyendo el uso de la marihuana, puede agravar este problema. Es común que los jóvenes adolescentes con esta anormalidad se acomplejen  o sean acosados. Aunque el crecimiento de los senos en los muchachos es con frecuencia hereditario, los padres deben buscar atención médica para determinar cualquier desequilibrio hormonal o del sistema endocrino.

Senos excepcionalmente grandes en las jóvenes

Macromastia es la palabra para describir los senos de las jóvenes que son desproporcionadamente grandes comparados con el resto de su cuerpo. Los senos grandes pueden causar a una joven adolescente no solamente estrés emocional sino también físico. Por ejemplo, los senos grandes pueden asociarse con el dolor de espalda superior, hormigueo en los brazos y la irritación de la piel. Socialmente pueden ser problemáticos para las adolescentes y puede restringir la participación en los deportes. Inicialmente, se maneja con terapia física, cuidado de la piel, un sostén adecuado que se ajuste bien y analgésicos, si es necesario.

Cirugías para reducir los senos

Cuando el tamaño de los senos causa otros problemas o interfiere con las actividades, se debe considerar la cirugía. Por lo general, esto sucede de dos a tres años después del inicio del ciclo menstrual y después de que el número del calzado deje de cambiar. La memoplastia de reducción (cirugía de reducción mamaria), como se le conoce, es por lo general un procedimiento de atención ambulatoria y bajo anestesia general. Las actividades tienen que ser limitadas durante cuatro a seis semanas, pero las jóvenes por lo general pueden regresar a la escuela la siguiente semana. Este tipo de cirugía puede o puede que no esté cubierto por el seguro médico, dependiendo de los síntomas, duración, respuesta a la terapia física, índice de masa corporal (IMC) y la cantidad de tejido que se extrae para reducir el tamaño de los senos.

Asimetría mamaria

Hasta un 25 por ciento de los adolescentes tendrá senos que crecen de forma asimétrica y muchas mujeres llegan a la edad madura con un seno que es más grande que el otro. La razón de esto es que algunas veces tienen formas diferentes o crecen de diferente manera. Otras veces, cuando se presenta una masa/tumor benigno llamado  fibroadenoma, éste se extrae para permitir que el seno vuelva a su tamaño normal.

Otros casos de asimetría requieren consideración sobre cómo equilibrar los senos. Para que se equilibren se puede hacer una combinación de: aumentar un lado, reducir un lado, o trabajar en ambos senos. Mientras que los padres o las adolescentes están en el proceso de hacerse una evaluación médica, los sostenes acolchados pueden proporcionar camuflaje.

Masas mamarias en niños y adolescentes

Debido a la mayor concientización sobre el cáncer de la mama, cualquier masa o protuberancia que se perciba en un niño es motivo de gran ansiedad. El cáncer de la mama es extremadamente raro antes de los 20 años de edad; menos del 0,1% de todo el cáncer de la mama ocurre en niños o en adolescentes. Los estudios de ultrasonido pueden ayudar a determinar si una protuberancia es un quiste que puede ser drenado o un fibroadenoma.

Si su niño tiene una protuberancia en el seno, consulte con el médico del niño. Él o ella lo pueden referir a un especialista pediátrico o a un cirujano plástico pediátrico que se especialice en atender problemas del crecimiento de un tejido mamario. Las operaciones del seno en las jóvenes se deben realizar cuidadosamente debido al riesgo de efectos adversos en el desarrollo futuro de los senos.

A todas las jóvenes se les debe enseñar a hacerse un autoexamen una vez que los senos se estén desarrollando y que estén teniendo sus periodos menstruales. Éste debe ser el comienzo de un hábito para toda la vida.

Ausencia del desarrollo de los senos

Cuando una niña no tiene tejido mamario a la edad de 13 años, se considera que el desarrollo de sus senos está retrasado. Aunque es raro, puede que los botones mamarios no existan debido a una deformidad de la pared de los senos o debido a una insuficiencia del músculo pectoral subyacente para desarrollarse adecuadamente. Las muchachas con enfermedades crónicas tales como la enfermedad de Crohn, el síndrome de Turner, o los trastornos alimentarios también pueden no desarrollar botones mamarios a los 13 años de edad.

Tomado de healthychildren.org

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Consecuencias de la falta de límites a los niños

Los niños necesitan que sus padres les pongan límites para poder convivir socialmente y te…