Hematólogo pediátrico destaca la importancia de buscar más que la hemoglobina en el CBC

Servicio de Noticias de Pediatría y Familia.com

Entrevista a: Dr. John Guerra, hematólogo oncólogo pediátrico

E

l conocido CBC, la segunda prueba de laboratorio que más se ordena en un consultorio médico, refleja datos sobre la salud que van mucho más allá del nivel de la hemoglobina, por lo que hay que mirar otros valores sobre las líneas celulares que arroja, sostuvo el hematólogo oncólogo pediátrico John Guerra.

Ese análisis sanguíneo le deja saber al médico los contajes de otras células que hay en la sangre, como los glóbulos blancos y rojos, que son parte de la hemoglobina, y las plaquetas; las tres líneas celulares más importantes, destacó el subespecialista graduado de Columbia University.

Humira – 300

Guerra, quien es parte del equipo de especialistas pediátricos del Manatí Medical Center, explicó que “cada una de esas células tiene una información que es bastante pertinente poder analizarla. La hemoglobina puede decirnos si hay anemia. Pero hay que ver si los glóbulos rojos son de tamaño normal, más pequeños o de tamaño grande.

Cada uno de esos parámetros refleja una condición diferente, un tipo diferente de anemia. Eso da una idea de la gravedad del paciente”.

En cuanto a las plaquetas, hay que ver si su tamaño es normal o grande. En el caso de que sean grandes, refleja un proceso de destrucción plaquetaria por parte de la médula ósea, cuando su función es producirla; lo que pudiera estar relacionado a leucemia, observó el médico, quien tiene una trayectoria de 14 años como hematólogo oncólogo pediátrico.

Los glóbulos blancos, entretanto, se subdividen en diferentes tipos de células: neutrógenos, linfocitos y monocitos. La cantidad debe estar entre los cinco mil y los doce mil, explicó el médico. “Uno los ve aumentados en pacientes que tienen problemas de alergias y parásitos, y otras condiciones menos frecuentes, relacionadas a malignidad.

En los niños, tanto la hemoglobina como los glóbulos blancos, el nivel adecuado varía según la edad. A los cinco, una hemoglobina de 11.6 es normal.

Un adulto estaría anémico. Por eso la importancia de la consulta al hematólogo y al pediatra”, destacó Guerra.

Una cantidad de glóbulos blancos elevada puede hablar sobre una infección bacteriana. Y un nivel alto también puede reflejar una infección más seria.

Pero hay que mirar el cuadro clínico del paciente, porque usualmente las infecciones virales, en lugar de aumentar los glóbulos blancos lo que hace es disminuirlos, sobre todo en el proceso infeccioso, como en los pacientes de chikungunya, dengue, zika y mononucleosis. Mientras que con unos glóbulos blancos por encima de 50 mil, es importante descartar que sea una infección severa que esté produciendo una reacción leucomoide o una leucemia franca”, indicó el especialista en tumores cerebrales.

El galeno llamó la atención sobre la combinación de un nivel alto de glóbulos blancos con anemia y hemoglobina baja, lo más probable es que sufra de leucemia aguda, mas glóbulos blancos que sobrepasan un contaje de 50 mil, con hemoglobina y plaquetas en nivel normal, puede tratarse de una reacción leucomoide producida por alguna infección.     

Para citas y/o consultar al hematólogo oncólogo pediátrico puede ir o comunicarse con sus oficinas en el Manatí Medical Center al 787- 621-3270.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Manatí Medical Center
Los comentarios están cerrados.

Lea también

El soplo de corazón en niños es muy frecuente, según cardiólogo pediátrico

Servicio de Noticias de Pediatría y Familia.com Entrevista a: Dr. Enrique Carrión Vargas, …