Ejercicios contra las enfermedades infantiles y el sedentarismo

1,273

Por: Dra. Lydia Irizarry
Endocrinóloga Pediátrica

La vida sedentaria, los pobres patrones de alimentación y los factores genéticos han hecho que aumenten las enfermedades endocrinológicas como la obesidad, los problemas de crecimiento y la diabetes.  Algunas de estas enfermedades que se manifiestan en la edad pediátrica se mantienen a lo largo de la vida y traen consigo consecuencias nefastas para los que las padecen.

La obesidad ha dejado de ser un problema médico. Se ha convertido en un problema social. El pediatra no puede ser el único combatiente en esta epidemia; necesita la cooperación de todos. La educación en el consultorio médico es nada más que uno de los factores que pueden contribuir a la solución de este problema, pero hasta ahora no hemos sido efectivos.

El gobierno, la comunidad, y en especial los padres tienen el deber de trabajar en conjunto para mejorar los estilos de vida en la población pediátrica. Algunas alternativas para ayudar a solucionar este problema requieren de la ayuda del gobierno. Este podría imponer un impuesto mayor a los productos con un contenido alto de azúcar, grasas o sodio.  Este impuesto debe ser tan alto que desanime al consumidor a adquirir estos productos, al mismo tiempo que permita que los productos con mayor contenido de fibras y de mayor contenido nutricional como son los vegetales y las frutas, tengan un impuesto tan bajo que puedan llegar a la mesa de los más desventajados económicamente.

Las escuelas por ejemplo, también pueden contribuir ofreciendo un menú de mejor calidad en los comedores escolares.  Deben evitar la venta de donas, chocolates, dulces y frituras. Las máquinas para la venta de refrescos y meriendas deben estar equipadas con jugos 100% naturales (4 – 6 onzas), agua, frutas y cereales altos en fibra, entre otros. Al igual que las escuelas, los edificios públicos y los hospitales deben seguir estas pautas relacionadas a la venta de alimentos a través de máquinas.

El número de horas frente al televisor, la computadora o videojuegos debe ser limitado.

Las familias deben proveer diariamente un periodo de tiempo de actividad física de al menos 1 hora diaria. Las escuelas deben reforzar los cursos de educación física.  La obesidad acarrea problemas como riesgo de desarrollar problemas ortopédicos, hígado graso, problemas de vesícula, apnea del sueño, algunos tipos de cáncer, hipertensión, irregularidad en la menstruación, hirsutismo, intolerancia a la glucosa, problemas de autoestima y diabetes.

Diabetes es una enfermedad multisistémica.

Puede presentar complicaciones a corto, a mediano y a largo plazo. Algunas de estas complicaciones ponen en riesgo la vida del paciente. A corto plazo el paciente con diabetes puede presentar hipoglucemia (niveles bajos de azúcar) y cetoacidosis diabética. Ambas son complicaciones serias.

A mediano plazo pueden presentar: problemas en el crecimiento lineal, sobrepeso y retraso en el desarrollo sexual. A largo plazo: pérdida de visión, daño renal, neuropatía y daños al sistema cardiovascular.

El tratamiento del paciente diabético Tipo I

Consiste de un plan de alimentación saludable que en la mayoría de los casos incluye 3 comidas y tres meriendas. Este plan de nutrición conocido como la dieta diabética debe seguir un horario establecido y las porciones son medidas. A los niños con diabetes se les estimula a hacer ejercicios. Su cuidado requiere además, el monitoreo de los niveles de glucosa en sangre al menos cuatro veces al día, además de 2 -4 inyecciones de insulina. El paciente con diabetes tipo 2 debe cumplir los mismos requisitos que el paciente con diabetes tipo 1, con la excepción de que algunos de ellos pueden usar hipoglucemiantes orales (pastillas). No obstante, algunos de estos pacientes podrían necesitar tratamiento con insulina.

La insulina se administra por inyecciones, inhalada o mediante infusión subcutánea con una bomba de insulina. La administración de insulina a través de la bomba ofrece al paciente la oportunidad de lograr una mejor calidad de vida. Esta modalidad de terapia no es la cura, pero ayuda a mantener la condición bajo un mejor control. Estos pacientes reciben la insulina por un catéter que el paciente se coloca en la piel y que se cambia cada 3 días. Es un procedimiento sencillo e indoloro.

Para el cotejo de los niveles de glucosa en sangre, existen en el mercado una gran variedad de glucómetros de diferentes precios y calidad. Es sumamente importante que la familia conozca estos a cabalidad, que tengan una buena técnica para hacer las pruebas y que en el caso de que sea el niño el que realice las pruebas, sea bajo la supervisión de los padres.

Recientemente salió al mercado un monitor de glucosa para niños..

Su nombre es DIDGET. Este monitor enlaza el juego electrónico con la importancia de cotejar sus niveles de glucosa. Refuerza positivamente el hábito de chequeo de los niveles de glucosa mediante el otorgamiento de puntos, que los niños pueden a su vez usar para tener acceso a nuevos niveles en el juego. Este metro es para ser usado por niños de las edades de 4 – 14 años. Algunas bombas de insulina tienen además un dispositivo que se coloca en la piel del paciente y que le comunica a la bomba los niveles de glucosa.

Existen innumerables estudios en el campo de la diabetes dirigidos al mejoramiento del control de estos pacientes y mejorar su calidad de vida. Actualmente se encuentra bajo estudio: el trasplante de páncreas, el páncreas artificial, el trasplante de células beta y la producción de una insulina basal que se puede administrar tres veces por semana.

Crecimiento lineal y desarrollo sexual

Son dos temas sumamente importantes en la edad pediátrica y también son afectados por la alimentación. Un niño deprivado nutricionalmente se afecta de forma negativa en su estatura y desarrollo sexual. De igual forma, un niño que se encuentra en el seno de una familia disfuncional o que se le priva de cuidados y atenciones no va crecer adecuadamente.

La posibilidad de deficiencia de hormona de crecimiento o problemas de hipotiroidismo tiene que ser estudiada en los niños de estatura baja. Pues existen tratamientos efectivos y seguros para estas condiciones.

Gynecomastia o el agrandamiento de los pechos en los varones puede estar asociado a obesidad. De igual forma, el pene puede aparentar ser más pequeño de lo normal al estar parcialmente oculto en la grasa que hay en esa área.

Uno de los temas de más interés en el campo de la endocrinología es la vitamina D. Se han publicado más de 2400 artículos en este tema desde el 2009. Se ha aprendido mucho y cada vez se aprende más sobre las bondades de esta vitamina como lo son: reducción en el riesgo de enfermedades metabólicas, cáncer enfermedades infecciosas, enfermedades de origen autoinmune, enfermedades cardiovasculares, fracturas, fallo cardiaco y enfermedad peri dental. Por todo lo anterior, es sumamente importante que los padres ofrezcan una buena alimentación a sus niños, proveyendo alimentos ricos en vitamina D. Además de asegurarse que hagan suficiente ejercicio.

La prevención de enfermedades es sumamente importante a cualquier edad, pero en pediatría es imprescindible. Las consecuencias de enfermedades que pudieron evitarse pueden ser a veces irreparables, afectando a estos pacientes durante toda su vida. La salud de nuestros niños nos compete a todos y debe ser tarea de todos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Qué hacer cuando los hijos maltratan a los padres?

El llamado síndrome del emperador se trata de un fenómeno psicosocial en el que, los niños…