Etapas de crecimiento y desarrollo en los niños

Etapas de crecimiento y desarrollo en los niños

Dr. Simón Carlo
Geneticista

El crecimiento y desarrollo en los niños es un proceso continuo que inicia desde la concepción y culmina en la pubertad, momento en el que se alcanza la madurez en los aspectos físicos, psicosociales y reproductivos.

Las hormonas juegan un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo, específicamente en el tejido óseo y cartilaginoso. En el crecimiento prenatal influyen hormonas como la insulina, somatomedinas y lactógeno placentario. Durante el desarrollo posnatal, prevalecen las somatomedinas y hormonas tiroideas, incluyendo el desarrollo esquelético que es impulsado por la hormona paratiroidea y la vitamina D. En el crecimiento puberal, los esteroides sexuales tienen gran importancia.

Aun cuando el crecimiento es un proceso natural y normal, no es algo que se dé de manera exacta en todas las edades, ya que cada niño tiene su propio ritmo. Sin embargo, este proceso puede diferenciarse en cuatro etapas: lactancia, años preescolares, etapa media de la niñez y adolescencia.

Lactancia – Crecimiento acelerado

Normalmente, al nacer el bebé pierde del 5% al 10% de su peso. La talla media de los niños es de 49,9 cm (19.6 pulgadas) y en el caso de las niñas es de 49,1 cm (19.3 pulgadas). Aunque, todos los niños vienen condicionados por factores genéticos lo cual puede generar variaciones.

Pasadas las dos semanas, luego del nacimiento, el bebé empieza a crecer y aumentar de peso de una manera rápida. A los seis meses, el bebé debe alcanzar el doble de peso que tenía al nacer.

A partir de los seis meses, el crecimiento no es tan rápido. Aunque los niños alcanzan 24 centímetros (9.4 pulgadas) más en su talla hasta el primer año de vida. Luego de esta edad los niños empiezan a caminar, por esta razón sólo aumentan aproximadamente 5 libras (2,2 kg) en su peso.

Años preescolares – Etapa de transición

En esta etapa  se presentan los siguientes cambios en la velocidad del crecimiento del niño:

  • Durante el segundo año de edad, crecen unos 12,5 centímetros (5 pulgadas), aproximadamente un centímetro por mes.
  • En el tercer año, el crecimiento se va ralentizando y crecen alrededor de 10 centímetros (4 pulgadas).
  • El cuarto año, crecen aproximadamente 8 centímetros (3 pulgadas).

Estos son sólo unos parámetros de crecimiento, si el niño no cumple exactamente con este estándar no hay que preocuparse.

Etapa media de la niñez – Crecimiento estable

Esta es una etapa en la que el crecimiento es lento pero continuo y dura hasta el inicio de la pubertad. La ganancia de peso es constante de 2 a 3 kilogramos por año.

En cuanto a la talla se presentan los siguientes cambios:

  • Entre los cuatro y los cinco años de edad ganan 6 centímetros (2.3 pulgadas)
  • A partir de los seis años aumentan 4 centímetros (1.5 pulgadas) por año hasta cumplir los 12 años.

Durante esta etapa, al igual que en las demás, hay factores como la genética, la alimentación, el sistema endocrino, enfermedades y el ejercicio físico que influyen en el crecimiento de los niños.

Pubertad y adolescencia

La pubertad es la última etapa importante en el crecimiento del niño y dura aproximadamente seis años, en esta etapa se presenta nuevamente un crecimiento acelerado. Asimismo, los niños experimentan cambios somáticos y emocionales que se relacionan con la maduración sexual; la ovulación en el caso de las niñas y la espermatogénesis en los niños.

Este desarrollo finaliza la etapa de la niñez y suele darse a los 12 años en el caso de las niñas y a los 13 años en los niños.

Algunos de los cambios que se presentan son:

  • Ganancia de 65-66 libras (30 kilos)durante seis años.
  • Maduración y crecimiento de las gónadas y aparato genital.
  • Aceleración del crecimiento, en los niños máximo 12 centímetros (4-5 pulgadas) por año y en las niñas 9 centímetros (3-4 pulgadas) por año.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Conoce
Los comentarios están cerrados.

Lea también

¿Por qué llevar a un niño a una sala de emergencia especializada?

Entrevista a la pediatra Marilyn ToledoPor: Angélica Claudio Merced ¿Por qué llevar a un n…