Frases que deberías evitar decir a tus hijos

El lenguaje es una de las herramientas más poderosas de comunicación. A través del acto del habla se expresan valores, se hacen saber ideas, etc. Con este mecanismo también se puede crear un vínculo muy especial con los miembros de la familia manteniendo charlas a diario.

Frases que debes evitar 

– «¿Por qué no te pareces más a tu amigo?» Las comparaciones son odiosas. Al decirle esto al niño se sentirá que no es querido por sus padres, quienes prefieren a otra persona como hijo.

– «Me tienes harta/ harto». Un padre nunca se puede cansar de sus hijos, la paciencia es una virtud que se debe transmitir a los más pequeños. Al niño hay que hacerle saber que para solucionar los problemas que tiene, siempre tendrá a sus progenitores. Lo contrario lo único que conseguirá es romper el vínculo y producir una sensación de desapego difícil de resolver.

 – «Qué malo eres». Decir esto a un niño es indicarle un gran defecto. Siempre es mejor hacerle saber que debe resolver un problema de comportamiento que directamente colgarle la etiqueta de malo o de bueno, y sobre todo, nunca comparar con otra persona ya que así se alimentará una sensación de envidia.

– «No llores, quejica». Los sentimientos tienen que expresarse y los niños deben llorar cuando tengan ganas. Una cosa es tratar de animarlos en los momentos tristes y hacerles reír y otra decir que son unas quejicas restándole importancia a sus problemas.

– «Eres un niño pequeño». Por supuesto que es un niño y tiene cosas de niños. Como todos los de su edad, no hay que querer tener un adulto en miniatura. Así lo único que se conseguirá es incidir en su autoestima y provocar un enfado que no resolverá el problema que se quiere resolver en él.

– «Porque yo lo digo». La autoridad en casa la tienen los padres, eso es cierto. Pero tampoco se debe olvidar la importancia del diálogo en el hogar. Los padres deben, en la medida de lo posible, hacer entender a los más pequeños por qué han decidido una cuestión u otra. Nunca hay que olvidarse de explicar los motivos y actuar «porque sí».

– «Ya verás cuando se entere tu padre/ madre». Los padres son familia, no personas a las que se deba temer. Con esta frase lo que se consigue es que el niño vea sus progenitores como personas a las que tener miedo. Si un hijo se porta mal, habrá que regañarle, pero nunca amenazar con una terrible reprimenda cuando llegue su padre o madre y se entere de lo que ha hecho.

Fuente: Damián Montero de Hacer Familia

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Educación
Los comentarios están cerrados.

Lea también

7 ideas para orientar a los niños en el uso de las nuevas tecnologías

Los niños tienen acceso a Internet desde sus primeras etapas. En muchas casas, los sm…