Hablar al bebé nutre su cerebro en desarrollo

Redacción Pediatría y Familia

Los especialistas y los padres de familia saben que el desarrollo del bebé también depende de sus padres. Si bien mucho se habla de los ritmos de crecimiento individuales y de los métodos de estimulación, no se había logrado determinar la importancia de la comunicación entre padres y bebés hasta ahora. Hace poco, una investigación concluyó que para los bebés, que sus padres les hablen es tan importante como su alimentación.

El estudio fue publicado en la revista científica ‘Pediatrics’. Dentro de los análisis y nuevos descubrimientos, los investigadores afirman que los pequeños entre los 18 y 24 meses, desarrollan más rápido sus habilidades lingüísticas y cognitivas. Pero este logro no depende de ellos sino del tiempo que pasan sus padres, hablándoles. Cuánto más frecuente y directa era la comunicación, más ágilmente buscaban los niños responder a sus mamás o papás.

Por supuesto, alcanzar dicha conclusión no fue tarea fácil. Los especialistas que realizaron la investigación, contaron con la participación de 147 niños y sus familias. A ellos, los monitorearon desde el año 2006 -cuando los niños tenían solo 2 años- hasta que cumplieron 12 años. Durante ese tiempo, los científicos recopilaron y analizaron 5.000 registros de audio, que contenían información sobre la interacción y comunicación del niño con sus padres.

Humira – 300

Con el fin de lograr la mayor precisión posible, un software registró y anotó de forma automática la respuesta vocal de los niños, justo después de que sus padres les hablaran. Así se analizaron desde los balbuceos y primeras palabras hasta las respuestas cognitivas más elaboradas. Desde que el estudio comenzó, durante los 6 meses de análisis de audio, se chequearon 12 horas diarias de conversaciones.

Otra fase del estudio se llevó a cabo cuando los niños tenían entre 9 y 14 años. En esta etapa, los niños presentaron varios test y pruebas enfocados hacia habilidades cognitivas específicas. Gracias a estos resultados, los científicos descubrieron un aumento del 14- 17% de su coeficiente intelectual. Esto quiere decir que los niños no expuestos a la interacción verbal constante, adquieren o desarrollan en menor medida las habilidades del lenguaje.

Para los especialistas, las conversaciones que los padres sostienen con sus bebés equivalen en su cerebro a lo que una dieta nutritiva representa en su desarrollo corporal”.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Padre diseña realidad virtual para su hija con problemas de aprendizaje

Información de BBC.COM Imogen tiene 8 años y es una niña “demasiado” extrovert…