Infecciones de oído en niños

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Dr. Félix Seda, Dr. Carlos González Aquino, Dra. Melissa Ortíz
Clínica especializada de Otorrinolaringología Pediátrica Hospital San Jorge

Aunque existen múltiples etiologías para un dolor de oído, las dos más comunes son la infección aguda de oído medio y la infección del canal del oído (oído externo). Es sumamente importante saber diferenciarlas, ya que su tratamiento es diferente y la aplicación correcta del mismo, ayudará al alivio del dolor que siente su niño.   

Otitis Externa

La otitis externa es una inflamación de la piel del canal del oído. Debemos recordar que una tercera parte del canal auditivo externo es cartilaginoso, y es donde se encuentran los folículos de pelo y las glándulas que producen cera y sudor. En esta área es donde ocurren las infecciones del canal externo.

La causa más común se le atribuye cuando los oídos se quedan mojados o por introducir objetos en el oído para limpiarlos. El historial médico es de suma importancia,ya que muchas veces el dolor ocurre luego deestar expuestos al agua y suele progresar al pasar el tiempo, hasta llegar a un dolor severo.

Cuando el médico primario se encuentra con un niño que no puede examinar, ya que no le puede tocar el oído o ver el tímpano debido a la inflamación, ésta debe ser la primera señal de que la infección es del oído externo. Los cultivos
no son necesarios para manejar la infección, ya que su tratamiento lo cura antes de que llegue el resultado.

El organismo más común es Pseudomonas aeruginosa o Staphilococcus aureus bacterias, por lo cual se recomindan las gotas de oído para tratar estos patógenos que originan y desarrollan una enfermedad, además de bajar la inflamación lo antes posible, para aliviar la causa del dolor. Es de suma importancia que las gotas sean solución o suspensión, porque al tener menos tensión superficial penetran mejor que las gotas aceitosas. Cuando las gotas no penetran en el canal, causan infección y es necesario llamar al especialista. Un diagnóstico y tratamiento acertado ayuda a que el dolor se controle entre un periodo entre veinticuatro a cuarenta y ocho horas.  De no ser así, es importante re-evaluar el tratamiento para evitar una complicación mayor.

Otitis Aguda

La otitis media aguda es una las causas más comunes que llevan a un niño a visitar a su médico. Muchas veces, el dolor es severo y agudo, despertando al niño y acompañado de fiebre. Ocurre comúnmente en niños menores de tres años y los factores de riesgo son que estén expuestos al humo del cigarrillo o a centros de cuido. Los organismos bacteriales más comunes son los mismos que la sinusitis, Streptococcus, Haemophilus y Moraxella. Debemos recordar que los viruses también causan esta condición.  En países europeos muchas veces se observa al paciente por un periodo de cuarenta y ocho horas antes de administrarle un antibiótico. El tratamiento debe dirigirse a tratar estos organismos y usualmente la fiebre desaparece en cuarenta
y ocho horas.

Es importante administrar medicamentos para el dolor, para que alivie mientras el antibiótico hace su función.  En ocasiones, la infección es tan severa que el oído comienza a supurar secreciones con sangre. Esto produce un alivio en el niño y los padres suelen entrar en pánico. Es importante explicarle a los padres que ésto se conoce como la etapa supurativa de la otitis media aguda.  Muchas veces, la perforación sana espontáneamente al curar la infección. Es durante esta etapa, que se deben utilizar gotas de oído aprobadas para oído medio. Actualmente, solo hay dos tipos de gotas aprobadas por FDA para oído medio. Estas son Floxin y Ciprodex. Lamentablemente Floxin ya no es fácil de adquirir, debido al aumento en costo.

Complicaciones:

El antiguo Medico griego Hipócrates,  padre de la medicina, escribió en el año 400 a.C, un tratado llamado “Of the Epidemics” donde relató;

“Dolor agudo de oídos, con fiebre fuerte contínua, debe ser temido, existe la posibilidad de que el hombre delire y muera”.

Hoy en el siglo 21, con el uso de vacunas, antibióticos y otros avances de la medicina, es muy raro ver una complicación severa debido a infección de oídos. Debemos mantenernos siempre alertas a ellas, ya que pueden ocurrir. Luego de los antibióticos (Kangsanarak et al) la incidencia de complicaciones intracraneales a bajado a .36%.

Perforación del tímpano: Suele ocurrir cuando la presión del oído medio aumenta y rompe el tímpano. Usualmente, se alivia el dolor y los padres acuden al hospital. Cuando esto ocurre, el tratamiento consiste en aplicar gotas de antibiótico a los oídos por un periodo de diez días. Es sumamente importante que las gotas entren al oído y de ser necesario, visitar un especialista de oído para limpiar el canal y que las gotas puedan penetrar adecuadamente.

Luego de este episodio de sangrado o drenaje de líquido por los oídos, los niños dejan de sufrir dolor al aliviarse la presión dentro del oído medio.

La Mastoiditis es una infección dentro del hueso del oído, con destrucción y enrojecimiento detrás de la oreja. Se necesita de un especialista para un diagnóstico certero.

Meningitis: Puede ocurrir cuando se extiende la infección de oído al cerebro.

Absceso intracerebral: Una de las complicaciones más severas que puede llegar a causar la muerte. Es sumamente raro en la práctica privada.

Pérdida de audición y mareos: Suele ser transitorio, y el paciente se recupera luego de ser tratado.

  Precauciones para evitar infecciones de oído

Nunca utilice palillos de oídos para remover la cera dentro del mismo. La cerilla de los oídos son como las lágrimas de los ojos, una protección para que el oído no se quede húmedo, además tiene propiedades bactericidas que lo protegen.

Luego de mojarse los oídos, debe secarlos bien.  Existen gotas a base de alcohol, para secar los oídos cuando hacen contacto con el agua.

Si su niño sufre de muchas infecciones de oído medio, recuerde que los factores de riesgo son el humo de cigarrillo y los centros de cuido, ya que los niños se encuentran mas expuestos a las infecciones del tracto respiratorio.

Si el niño presenta dolor de oído y fiebre, visite a su médico. Entre más pronto comience el tratamiento, mejor será la recuperación.

Si las infecciones son recurrentes, persistentes o tiene pérdida de audición debe visitar un especialista.

Los tubitos en los oídos:

Es una operación que se realiza para remover el liquido del oído medio.  Bajo anestesia general, se inserta un tubito en la membrana timpánica para remover todo el líquido y ventilar el oído medio. Los tubitos suelen caerse solos en un período aproximado de un año.  Muchas veces, esta operación permite controlar las infecciones de oído medio y ayudar a recuperar la audición.

Algunas indicaciones para poner tubitos son las siguientes:

Pérdida de audición documentada por más de tres meses.

Infecciones de oído persistentes luego de tratamiento con antibióticos

Parálisis facial durante una infección de oídos.

Infecciones recurrentes con pérdida de audición y atraso del lenguaje.

Deformidades en la membrana timpánica causada por pobre ventilación en los oídos

Niños con paladar hendido

La infecciones de oído continúan siendo una de las causas más comunes de visitas al médico. Entender las causas y su manejo, nos ayudará a aliviar el dolor que sienten nuestros hijos e hijas. Es importante seguir todas las recomendaciones que su médico le indique y nunca limpiar esta área con palillos de oído Durante mi entrenamiento  como cirujano de oído, nariz y garganta, lo primero que nos dijeron fue que “la mejor manera de limpiar los oídos era con los codos”.a

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

La verdadera razón de por qué los niños hablan en sueños

Somniloquia o cuando el niño es capaz de hablar mientras duerme. Algunos niños y adultos h…