Los riesgos del humo de segunda mano para los niños

117

Los hijos de padres fumadores, están expuestos a un riesgo constante causado por el humo de segunda mano, o el humo de tabaco en el ambiente. Generalmente, presente por dos causas: el humo exhalado por un fumador, o el humo proveniente del extremo de un cigarro encendido.

Aunque pueda parecer descabellado, inhalar este humo es casi tan perjudicial como fumar. De hecho, a este tipo de personas se les conoce como fumadores involuntarios o pasivos, pues reciben los químicos tóxicos y la nicotina de la misma manera que lo hacen los fumadores: entre más expuesto se esté, mayores serán los niveles de absorción de estos químicos dañinos para el cuerpo.

Una cantidad inimaginable de niños alrededor del mundo en este momento están respirando el humo de segunda mano en sus propias casas. Los efectos negativos en los niños suponen más enfermedades, debido al proceso de desarrollo en el que se encuentran los pulmones de los pequeños.

Exposición al humo de segunda mano en el embarazo y en los bebés

Una de las restricciones más recalcadas a lo largo del embarazo, es evitar a toda cosa fumar o estar cerca de fumadores activos (ya entendiendo el porqué). Los efectos de los químicos para mujeres gestantes puede acarrear un aborto espontáneo, partos prematuros, o nacimientos de bebés con muy bajo peso.

En el caso de los bebés que están expuestos al humo, pueden presentar síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL), o trastornos del desrrollo cognitivo, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Exposición de los niños al humo de segunda mano

Los niños pequeños corren un riesgo mayor de poder desarrollar problemas de salud graves o letales, como las dificultades respiratorias que poco a poco pueden evolucionar hasta convertirse en enfermedades graves. Generalmente, los niños que están muy expuestos al humo de segunda mano padecen de infecciones de oído, son más propensos a resfriarse y tener tos, desarrollan enfermedades como bronquitis y neumonía, y en algunos casos desarrollan caries dental.

Los dolores de cabeza, la congestión nasal, los dolores de garganta, las silbilancias y dificultades para respirar son otros de los cuadros más frecuentes en estos niños. En el caso de los niños que tienen asma, pueden presentar más crisis que con el tiempo pueden agravarse.

El humo de segunda mano también puede provocar cáncer

Mucho se ha relacionado el hábito de fumar a enfermedades crónicas como el cáncer de pulmón, laringe, faringe o estómago en adultos. Sin embargo, un fumador pasivo también puede desarrollar estas enfermedades a mediano o largo plazo.

Los niños son igual de susceptibles a estas enfermedades, pues en algunos casos la leucemia, el cáncer del hígado, cáncer de linfoma y algunos tumores cerebrales están relacionados con la exposición al humo de segunda mano.

Construye un entorno libre de humo

  • Si alguno de los dos padres fuma, lo más importante es que dejen de hacerlo de inmediato, no solo por los peligros anteriormente mencionados, sino porque crecerán fumando también.
  • Si estás en embarazo o tienes hijos, evita que concurran lugares donde es permitido fumar, aún cuando no haya ningún cigarro encendido. Los componentes químicos pueden quedarse impregnados en algunas superficies de los salones.
  • No permitas que un familiar, amigo o desconocido fume en tu casa. Evita decorar las mesas con ceniceros porque podría tomarse como una invitación a fumar.
  • Descarta las escuelas o guarderías en las que sea permitido fumar. La idea es proteger a tu hijo en todo momento del humo del cigarro, no solo en casa o no solo en la escuela. Debe ser en todo momento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Es perjudicial el uso del aire acondicionado para los niños?

En los días calurosos, lo más probable es que los más pequeños quieran encender algún arte…