Pesadillas infantiles: más que un mal sueño

Redacción Pediatría y Familia

La mayoría de padres han debido consolar a sus hijos durante una mala noche. Todos conocemos casos de niños que se despiertan gritando y llorando, en medio de fuertes episodios de ansiedad y miedo. Cuando son más grandes, a veces intentan explicar lo que estaban viviendo en sus sueños. Indiscutiblemente, pesadillas.

Más allá de ser un mal sueño, los pediatras consideran que las pesadillas infantiles son un trastorno del sueño. Se trata de sueños macabros y aterradores que provocan angustia y pavor a la persona que duerme. A menudo, las pesadillas se producen en una de las etapas más profundas del sueño, por lo que el despertar es brusco y lleno de emociones negativas.

Aunque no es una norma, los pediatras y psicólogos coinciden en que hay una época en la que se agudizan las pesadillas: la edad preescolar. A menudo, los niños desde los 3 años comienzan a manifestar un intenso miedo a la oscuridad y a permanecer solos, sin importar si se hallan en su casa, en la habitación de sus padres o la suya.

¿Qué les causa pesadillas a los niños?

Si bien en los adultos este fenómeno se asocia con sentimientos reprimidos o situaciones tensionantes, en los niños no hay una causa definida. Se cree que la exposición a programas de tv con contenido violento o de terror, acostar al niño sobreexitado, ciertas enfermedades o el tratamiento con algunos fármacos son los factores implicados en las pesadillas infantiles.

De acuerdo con el portal KidsHeath.org, estas son algunas recomendaciones para reducir el número de estos episodios y así favorecer el buen descanso del pequeño.

  • Mantén una rutina antes de acostarse para que el niño se sienta seguro y protegido mientras se queda dormido. La rutina podría incluir un baño, mimos, leer o tener una conversación relajada sobre los acontecimientos agradables del día.
  • Haz que su descanso sea placentero en una cama acogedora donde pueda relajarse. En ella puede estar acompañado por su juguete o su peluche favorito. También puede colocarse en la habitación, una lámpara pequeña que no deje la habitación en total oscuridad.
  • Explícale que las pesadillas no son reales, que solo son sueños y no pueden hacerle daño. Cuanto más crezca el niño, más fácil le resultará asimilar este concepto.

Capestrano – 300
PR Medical Defense – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en De 2 a 4 años
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Conoce más sobre los pies planos en infantes

*Con información de HealthyChildren.org Los bebés suelen nacer con pies planos, lo que pue…