¿Por qué el deporte hace más felices a los niños?

1,269
Por: Redacción Pediatría y Familia

Desde temprana edad, los niños deben acostumbrarse a realizar actividad física, ya que es un hábito que mantiene saludables a pequeños y adultos. Sin embargo, en la infancia el deporte sirve para que los niños fortalezcan sus habilidades físicas y emocionales. De acuerdo con expertos, estas últimas también prevalecerán durante su vida y les permitirá aprender en que momentos pueden aplicarlas.

Sin embargo, a pesar de que suele ser una actividad muy común, para algunos niños el deporte no es sinónimo de alegría y diversión. En estos casos, se recomienda no obligarlos a practicarlos pero sí a fomentar la actividad física con otras posibilidades como la danza o el teatro, ya que la OMS considera al estilo de vida sedentario como uno de los mayores factores de riesgo de mortalidad en niños y jóvenes.

¿Qué aporta el deporte a los niños?

Además de la promoción y adquisición de hábitos saludables, a continuación te presentamos 3 privilegios adicionales de la práctica habitual de deportes en la infancia, un hecho que sin duda los hace más felices.

Cultivan la educación en valores: al practicar deportes en equipo, el niño aprende o pone en práctica los valores aprendidos en casa. De esta manera, el respeto, la tolerancia, el compañerismo harán parte de sus actividades cotidianas. Por supuesto, también aprenderán la importancia de seguir las normas -no solo en el deporte- sino en su escuela, su casa y otros espacios sociales.

En una época en la que los valores parecen dejarse de lado, aprovechar los entornos que ofrecen los espacios deportivos es una excelente manera de fortalecer este aspecto fundamental en la crianza.

– Afianza sus habilidades sociales con nuevos amigos: en los deportes, los niños son amigos y rivales. Por supuesto, aunque mucho tiene que ver el carácter y la competitividad de cada pequeño, lo normal es que antes o después de cada juego se den momentos de socialización y compartir con otros de su edad. Sin duda, el pequeño mejorará su estado de ánimo, se sentirá incluido dentro de un grupo importante para él y fortalecerá su autoestima. Recuerda que para ellos todo se resume en diversión.

– Mejora su capacidad de concentración: ¡Y no solo en el juego! pues al practicar deportes, el niño debe permanecer alerta a lo que ocurre, para reaccionar de una forma que beneficie a su equipo o bando. Poco a poco, la concentración también se manifestará en su ámbito escolar, ya que prestará mayor atención a las clases en la escuela y al momento de realizar los deberes en casa.

¿Tu hijo practica algún deporte? ¿Ya conocías todos los aportes de la actividad física en la salud emocional de tu hijo?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Beneficios del yoga en los niños

En busca de actividades que potencien la diversión, el desarrollo físico y mental, el yoga…