Aproximadamente 8 por ciento de los niños son diagnosticados con alergias alimentarias

Nueva investigación revela que aproximadamente 8 % de los niños estadounidenses están siendo diagnosticados con alergias alimentarias, y muchos reciben tratamiento en los departamentos de emergencia debido a la anafilaxia.

En el estudio titulado, “El impacto para la salud pública de los informes de padres sobre alergias alimentarias en la infancia en los Estados Unidos” (en inglés), los investigadores encuestaron a padres de cerca de 40.000 niños entre octubre del 2015 y septiembre del 2016, para saber si sus niños sufrían de alergias alimentarias. Se les preguntó a los padres si se había sospechado de que su hijo sufriera de una alergia alimentaria, si había recibido un diagnóstico médico , los síntomas específicos relacionados con las reacciones alérgicas, y otros detalles sobre el control de la alergia alimentaria.

Después de aplicar procedimientos estadísticos de ponderación para garantizar que los datos fueran representativos de una población amplia de los Estados Unidos, los autores concluyeron que cerca del 8 % de los niños estadounidenses tenían por lo menos una alergia alimentaria mediada por IgE (que causan una reacción del sistema inmunitario).  Los alérgenos más comunes  fueron  el maní (cacahuete) , leche, crustáceos, nueces de árbol, huevos, pescado de aleta, trigo, soja y sésamo. El sésamo fue el  noveno alérgeno más común y uno de cada tres niños con alergia al sésamo comunicó por lo menos haber sufrido una vez una reacción alérgica que necesitara atención en un departamento de emergencia en el año pasado.

De acuerdo con los investigadores, leyes de etiquetado para que indiquen el alérgeno sésamo en los Estados Unidos deben ser aprobadas, como es ya el caso en Canadá, Europa, Australia e Israel.  En total, aproximadamente uno de cada 5 niños con alergias alimentarias ha comunicado una o más visitas a un departamento de emergencia en el año anterior al estudio. Además, los investigadores descubrieron que 41 % de los niños con alergias alimentarias tenían prescripciones médicas vigentes para un inyector de epinefrina.

Los autores señalan que estos datos son coherentes con informes recientes que sugieren que el índice de admisión a departamentos de emergencia por  anafilaxis van en aumento, particularmente entre los niños.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Revista Digital
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Los estudiantes universitarios corren mayor riesgo de la enfermedad meningocócica del serogrupo B, según estudio

Los estudiantes de universidad entre 18-24 años de edad corren mayor riesgo de la enfermed…