Osteoporosis luego del embarazo: mujer necesitas suplementarte

Por: Lcda. Lymaris González Bracero

Nutricionista/Dietista

Una de las alegrías más grandes que puede experimentar una mujer es recibir la noticia de que espera un hijo. Seguido a esto,  comienza una planificación que incluye visitas médicas, diseño del cuarto para el nuevo miembro de la familia, compras de artículos relacionados al bebé, en fin, toda una atmósfera de júbilo y emoción.

Dentro de toda esa planificación no debe faltarle educación y orientación sobre la alimentación, ya que la misma va a impactar el estado nutricional de la madre y el feto, durante y después del periodo de embarazo.

Humira – 300

Uno de los nutrientes más importantes para una buena salud en general es el calcio. El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo y es necesario para la contracción vascular y vasodilatación, función muscular, transmisión nerviosa, secreciones hormonales y diferentes funciones metabólicas.

Durante el embarazo, el feto en desarrollo necesita suficiente calcio para desarrollar su esqueleto. Esta necesidad es mayor especialmente durante el último trimestre del embarazo. Si la madre no recibe la suficiente cantidad de calcio, entonces se utilizará la reserva presente en los huesos de la misma para suplir dicha necesidad. Afortunadamente, el embarazo puede proteger en cierta medida las reservas de calcio en la mujer de las siguientes maneras:

  1.  La mujer embarazada absorbe el calcio de los alimentos y suplementos mejor que una que no esté embarazada. En especial durante la última mitad del embarazo, cuando el feto crece más rápidamente y por lo tanto tiene la mayor necesidad de calcio.
  2.  Durante el embarazo la mujer produce más estrógeno, hormona que protege los huesos.
  3.  Cualquier pérdida de masa ósea durante el embarazo es recuperada usualmente en los meses inmediatos seguidos al parto o varios meses después de culminar la lactancia.

Aunque es poco común, las mujeres pueden desarrollar osteoporosis durante el embarazo, lactancia o luego del parto. La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos, los cuales se vuelven frágiles y se quiebran fácilmente, especialmente los de la cadera, espina vertebral y muñeca. En Estados Unidos, millones de personas padecen osteoporosis o están en alto riesgo debido a la baja densidad ósea. Es la enfermedad ósea más común presente en humanos. Los síntomas más comunes de esta condición son:

  • Dolor crónico de espalda
  • Fracturas
  • Pérdida de estatura
  • Incapacidad

Las adolescentes embarazadas se encuentran en mayor riesgo de pérdida ósea durante el embarazo y, por esto, pueden desarrollar osteoporosis en la adultez, debido a que todavía su cuerpo está construyendo su masa ósea total. La necesidad del feto de formar su esqueleto, va a estar compitiendo con las necesidades de la madre adolescente, todavía en desarrollo, poniéndola en riesgo a desarrollar osteoporosis más tarde en la adultez.

Para minimizar la pérdida ósea, las adolescentes embarazadas deben tener especial cuidado en obtener la suficiente cantidad de calcio durante el período de embarazo y lactancia. Pero existen otras posibles causas para desarrollar osteoporosis durante o después del embarazo. Estas pueden ser:

  •    Embarazos muy seguidos- especialmente aquellas mujeres que quedan embarazadas tres meses después de su último parto.
  •    Condición pre-existente. Es posible que la mujer tenga una baja densidad ósea antes de quedar embarazada.
  •    Factor genético
  •    Aumento en el metabolismo del hueso. Aumenta durante el tercer trimestre cuando el feto tiene mayor necesidad del mineral.

·       Niveles inadecuados de calcio y vitamina D. Esto causa que el hueso pierda más de los depósitos que tiene del mineral debilitando así el hueso.

¿Cómo mantener huesos saludables?

Cuidar los huesos a través de toda nuestra vida es muy importante, aún antes, durante y después del embarazo y la lactancia. Una alimentación balanceada con suficientes alimentos que contengan calcio, realizar ejercicios regularmente y un estilo de vida saludable, son recomendaciones generales para la madre.

En la tabla podemos observar las recomendaciones generales sobre la cantidad de calcio que debemos consumir diariamente de acuerdo a la edad. Podemos ver que la necesidad de calcio en embarazadas y lactantes es mayor que en los otros grupos debido a lo explicado anteriormente.

Para asegurarnos de recibir las cantidades de calcio recomendadas, es vital la ingesta de alimentos que sean buena fuente de este mineral esencial. Entre estos alimentos podemos mencionar los siguientes:

  1.  Productos elaborados con leche baja en grasa (leche, yogurt, quesos).
  2.  Vegetales de hoja verde (brécol, espinacas, etc.).
  3.  Tofu, almendras
  4.  Alimentos fortificados con calcio (jugo de china, cereales y panes).
  5.  Sardinas (sus huesos son ricos en calcio).

Además de las fuentes alimentarias, probablemente, la madre necesite un suplemento de vitaminas y minerales para asegurarse de tener niveles óptimos de calcio. (Su médico será el encargado de esta recomendación).

El practicar ejercicios con regularidad va a ayudar a mantener músculos y huesos fuertes. Especialmente aquellos ejercicios que nos fuerzan a trabajar en contra de la gravedad como lo son el caminar, subir escaleras, bailar y entrenamiento con pesas. Según el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, el mantenerse activo durante y luego del embarazo ayuda a:

  •    Reducir dolores de espalda e inflamación
  •    Aumenta la energía
  •    Mejora el humor
  •    Mejora la postura
  •    Promueve tono muscular, fuerza y resistencia
  •    Ayuda a dormir mejor
  •    Ayuda a mantener un peso saludable

La prevención de la osteoporosis debe ser parte integral del plan nutricional de cualquier persona en especial las embarazadas y las mujeres post-parto, ya que de las reservas de calcio en la madre va a depender el desarrollo del feto, y a su vez, el desarrollo del feto va a afectar las reservas de este mineral en la madre.

¡Una madre saludable para un bebé saludable!

Las claves para la incorporación de calcio

Además de la práctica de ejercicio -que debe estar indicada y regulada por el médico tratante- y de la absorción de vitamina D, que puede realizarse mediante la exposición solar controlada o bien a través de suplementos, lo fundamental para prevenir el desarrollo de la osteoporosis o bien su progresión y por ende el riesgo de fracturas, es consumir calcio desde la infancia y la adolescencia, y muy especialmente durante el embarazo.

Datos sobre la osteoporosis:

-En el año 2000, se produjeron globalmente unas 9 millones de nuevas fracturas, de las cuales 1,6 millones fueron de cadera; 1,7 millones, de antebrazo, y 1,4 millones, de vértebra.

-Se estima que en el mundo tendrá 1 fractura por osteoporosis 1 de cada 3 mujeres mayores de 50 años, y 1 de cada 5 hombres.

-En América Latina, diferentes estudios muestran que, a semejanza del resto del mundo, una de cada tres mujeres mayores de 50 años padece osteoporosis. En el hombre, la pérdida ósea es mucho más lenta.

-La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que no da síntomas hasta que se produce la primera fractura.

-Los sitios más frecuentemente afectados son la columna, la cadera y las muñecas.

Humira – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Revista Digital
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Reflujo Gastroesofágico: Diagnóstico y tratamiento en niños y adolescentes

Dra. Rosalyn Díaz Crescioni – Gastroenteróloga Pediátrica Certificada en Pediatría y…