Consejos para cuidar la herida de la episiotomía

Por: Revista Pediatría y Familia

Cuando una mujer comienza su labor de parto, los especialistas que la atienden están preparados para atender cualquier eventualidad. Entre ellas, la decisión de realizar una episiotomía, procedimiento que se realiza para evitar que la mujer sufra desgarros durante el proceso de dar a luz. Y, si bien es una de las preocupaciones más comunes para la futura madre durante su gestación, lo cierto es que es la episiotomía se practica a menudo y -generalmente- sin complicaciones.

Dentro de las razones que los médicos tienen para aplicar este proceso se cuentan: un bebé más grande que el canal de parto, pelvis estrecha y problemas de salud de la madre.

Si a una mujer le practican una episiotomía, el cuidado de la herida depende del personal de enfermería. En cada revisión o curación de los puntos, entregan las pautas de cuidado que se deben realizar en casa y de manera independiente. Este paso es fundamental, ya que al ser una lesión corporal y en un área de difícil acceso, es una herida más propensa a sufrir infecciones.

¿Cómo cuidar la herida de la episiotomía correctamente?

Se debe tener en cuenta que cuando se practica una episiotomía, la recuperación del parto puede tardar un poco más. El dolor que se siente proviene de la herida que está en proceso de cicatrización, ya que el área se inflama. Sin embargo, es una molestia que se supera tras unos cuantos días. Eso sí, la curación depende también del tamaño de la incisión que se haya hecho en la mujer.

El área de los puntos de la episiotomía es el periné. Por su ubicación, se reitera que la mujer debe mantener una higiene extrema durante 2 – 3 semanas. En algunos casos, los médicos utilizan puntos que se reabsorben en el organismo cuando la herida ya está sanada, así se evita crear un ambiente propenso a hongos e infecciones. Pero, en caso de que no sea así esto es lo que se debe tener en cuenta:

– No laves la zona con mucha frecuencia, esto generará humedad en la herida y dificultará la cicatrización
– Al momento de limpiar o lavar el área de la episiotomía, siempre debe hacerse con jabón neutro para no irritar
– A la hora de secar la herida, se aconseja que sea con gasa estéril, papel que sirva para secar o toallas de algodón sin perfume
– Cambiar constantemente las compresas posparto, ya que se mantendrá el área limpia
– Evitar las compresas y las toallas de algodón, puesto que sus hilos se pueden enredar con los puntos de la herida

Pero recuerda: en caso de notar cualquier síntoma extraño como fiebre, ardor o hinchazón. También si descubres que la herida supura líquido o pus, asiste inmediatamente a emergencias.

Capestrano – 300
PR Medical Defense – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Salud de Mamá
Los comentarios están cerrados.

Lea también

3 tips para cuidarte durante la lactancia

Por: Redacción Pediatría y Familia Si eres una mujer que acaba de dar a luz, en primer lug…