¿Cómo enseñar a los niños a usar los cubiertos?

273

Antes de desarrollar destrezas motoras como el agarre de pinza para sostener los cubiertos, los niños tienden a tomar las cosas con las manos y llevarlas a la boca, como los alimentos. Y a medida que van aprendiendo a comer con tenedor o con cuchara, pueden hacer un desastre en la mesa convirtiendo la hora de la comida en un mal sueño para nosotros los padres.

Lo cierto es que el primer impulso que sienten los niños de llevar los cubiertos a la boca, es debido a la imitación. Los expertos sugieren integrar al niño en los espacios de comida familiar, de manera que al ver a los demás adultos comiendo con cubiertos, también querrán probarlos.

El primer juego de cubiertos

A medida que crecen, los niños van desarrollando la piscomotricidad fina, que es la habilidad que permite a los niños llevar a cabo movimientos, como agarrar un lapiz, que involucran músculos pequeños. Hasta que los pequeños no tengan un control más completo sobre las pinzas de agarre, será mejor que utilicen cubiertos especialmente diseñados para ellos.

Estos instrumentos por lo general, son los idóneos para que puedan comer papillas o purés una vez inician la alimentación complementaria cerca de los primeros seis meses de vida. Por lo general, son cubiertos de goma mucho más pequeños que los cubiertos convencionales para que puedan tomar menos cantidad de comida, y no lastimen la boca del pequeño. A pesar de que el riesgo de que los pequeños se lesionen es mucho menor que con la cubertería metálica, lo ideal es que se alimenten con supervisión de los adultos.

Cerca de los dos o tres años de edad, el niño podrá empezar a hacer uso de los cubiertos que usamos nosotros siempre bajo supervisión de los adultos para impedir que se hagan daño a ellos mismos o a los demás.

¿Cómo enseñar a los niños a utilizar los cubiertos?

Lo primero que debes hacer, es explicarle que los cubiertos son instrumentos delicados y no objetos para jugar. En un principio, vas a notar que los niños van a sentir más confianza con la cuchara, ya que es el primer cubierto con el que se alimentó desde muy pequeño. Adicional a esto, la forma redondeada evita que los alimentos se caigan, es la más inofensiva y la que menos pica. Enséñale a sujetarla de la manera correcta, para que no se caiga su contenido y no haga ruidos al sorber.

El segundo cubierto que empezará a utilizar es el tenedor. Una vez entienda el correcto uso de la cuchara, podrá utilizar el tenedor sin mayores complicaciones. Como padres debemos ser pacientes y mantener una constancia con el entrenamiento para que pueda sujetarlo correctamente y utilizarlo sin llegar a lastimarse.

Por último, cuando ya tenga un agarre más efectivo del tenedor, estará en la capacidad de poder hacer los cortes correspondientes con el cuchillo, sin embargo lo recomendable es evitar que los utilicen hasta que sean un poco más grandes y conscientes del daño que pueden hacerse si algo sale mal en la práctica, hasta los seis o siete años aproximadamente.

Ten en cuenta que para los niños es algo completamente nuevo el uso de los cubiertos, por lo que requieren de que les tengamos paciencia y estemos en la disposición de corregirles en su uso. Debemos respetar la manera como lo sujetan, empezando por la mano con la que lo hacen sean diestros o zurdos, así como el modo de agarre que más cómodo y efectivo les parezca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Hábitos saludables para que tu hijo tenga una sonrisa sana

Para poder tener una sonrisa sana, es vital una buena higiene dental y está prevención emp…