El queratocono, ¿qué es y cómo se desarrolla?

159

El queratocono es una afección ocular poco frecuente que puede provocar la pérdida parcial o total de la visión en ls niños. Es una enfermedad progresiva que por lo general aparece en la infancia o en la adolescencia, y es la responsable de la deformación de la córnea, transformándola de esférica a cónica.

La realidad es que esta enfermedad aún es poco conocida, puesto que no se han determinado las causas en específico de esta condición, aunque estudios recientes lograron demostrar que no es hereditaria, pues puede ser resultado de hábitos como frotarse los ojos, sobreexponer los ojos al sol con frecuencia, o bien puede ser producto de enfermedades que involucren el colágeno.

¿Cómo identificarlo?

Los síntomas del queratocono en principio, pueden llegar a confundirse con otras afecciones oculares como la miopía o el astigmatismo. Sin embargo, a diferencia de estas complicaciones, el queratocono no se corrige con con el uso de lentes, es decir, que a pesar de las gafas, el niño va a tener complicaciones para conseguir ver nítido.

Desafortunadamente, socialmente se ha restado mucha importancia a la salud ocular por desconocer de qué manera se debe ver, y por complejos físicos frente a los lentes. Esto por lo general aumenta los niveles de miopía y astigmatismo, que van evolucionando con el paso del tiempo. En el caso de los pacientes con queratocono, se requiere iniciar el tratamiento tan pronto se diagnostica, porque puede pasar a un estado avanzado en poco tiempo.

El tratamiento

Hasta hace 10 años, las alternativas de tratamiento disponible eran limitadas y redundaban por lo general entre los lentes, lentes de contacto y trasplantes de córnea en aquellos casos considerados muy graves. Sin embargo, algunos estuidos llevados a cabo en los últimos años han permitido encontrar opciones distintas a las mencionadas, consiguiendo la rehabilitación visual, como la queratoplastia conductiva, implantes corneales o entrecruzamiento corneal.

Como padres, debemos siempre estar al pie de nuestros niños y estar pendientes de cualquier molestia que puedan manifestar de los ojos. Ten en cuenta que muchas veces, los síntomas no van a ser iguales a los de otras afecciones, pero sí son igual de importantes. Consulta con un profesional y acude con tu hijo tan pronto como sea posible ante la primer molestia de la que se queje.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Cómo afectan las peleas familiares a los hijos?

Las discusiones de pareja en muchos casos son inevitables en cualquier familia, y tristeme…