Hábitos saludables para que tu hijo tenga una sonrisa sana

235
Hábitos saludables para que tu hijo tenga una sonrisa sana

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Para poder tener una sonrisa sana, es vital una buena higiene dental y está prevención empieza desde la infancia. 

Los dientes y encías bien cuidados ayudan a los niños a mantener una buena salud a nivel general, no únicamente bucal. Por esta razón es indispensable introducir unos buenos hábitos de higiene bucal en la infancia e incluso antes de que les salga su primer diente.

Una boca libre de caries en la infancia está directamente relacionada con una boca sana en la edad adulta. Puesto que si existe una infección en los dientes de leche, los dientes permanentes que se encuentran justo debajo se pueden ver afectados también. 

Los hábitos que puedes seguir con tu pequeño son los siguientes:

Aquí el reto es entonces de padres y tutores a la hora de enseñarles a los más pequeños las rutinas diarias a seguir que les ayudarán a prevenir cualquier tipo de enfermedad bucal.

  • Visitar al dentista regularmente ayudará a mantener sus dientes sanos. Es recomendable acudir al dentista al menos una vez al año.
     
  • Incentivar, elogiar y prestar atención a los niños durante el cepillado, además de ser una buena manera de supervisar su correcta realización, convierte el cepillado en una tarea divertida.
     
  • Cepillar los dientes después de cada comida, especialmente después de desayunar y al acostarse, ya que son los momentos en los que más bacterias se alojan en la boca.
     
  • Cepillarse los dientes durante 2 minutos. Un método popular para animar a los más pequeños es poner un temporizador para controlar el tiempo del cepillado.
     
  • Eliminar de la dieta alimentos demasiado azucarados, dado que el azúcar deteriora el esmalte y provoca caries dentales.
  • Dar ejemplo cepillándose los dientes en presencia de los hijos.
  • Utilizar hilo dental diariamente para eliminar la placa que se deposita entre los dientes y debajo de la encía, evitando que se endurezca y se convierta en sarro, pues una vez que se ha formado, sólo puede ser eliminado con una limpieza profesional.
  • Usar enjuague bucal antes o después de cepillarse los dientes.
  • Utilizar productos dentales que contengan flúor, incluída la pasta de dientes.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Importancia de los complementos alimenticios para el desarrollo normal de los huesos

Desde el vientre de la madre, los bebés van acumulando nutrientes para su desarrollo. Por …