La salud mental de niños y adolescentes ante la emergencia del COVID-19

400

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Los niños y adolescentes van a tener respuestas emocionales muy diferentes a los adultos durante la emergencia del COVID-19. Algunos niños tendrán muchas preguntas acerca del virus mientras otros apenas le prestarán atención a la emergencia. Lo que sí afectará a los niños y adolescentes en este momento es la pérdida de conexión con sus redes sociales de la escuela y de sus actividades extracurriculares. Es posible que muestren tristeza, coraje y frustración al no poder realizar las actividades a las cuales están acostumbrados. Debido a esta gran variabilidad en reacciones, la forma en que cada padre decida manejar la situación, es muy personal. Si se trata de un niño o adolescente que ya presentaba alguna condición de salud mental, será importante continuar su tratamiento ya que esta situación puede exacerbar sus síntomas.

Si necesitas ayuda, puedes contactarte con los números de servicio

Aquí algunos consejos generales de cómo los padres pueden ayudar a sus hijos a adaptarse a esta situación de emergencia:

1)     Sólo conteste preguntas acerca del COVID-19 que vengan del menor. No ofrezca más información del que su hijo/hija no esté preparado para recibir.

2)     Busque recursos que vayan dirigidos a la edad de su hijo/hija para poder contestar sus preguntas. Puede conseguir estos recursos en: https://higherlogicdownload.s3.amazonaws.com/NASN/3870c72d-fff9-4ed7-833f-215de278d256/UploadedImages/PDFs/02292020_NASP_NASN_COVID-19_parent_handout_Spanish.pdf

https://prsciencetrust.org/wp-content/uploads/prpht/Activity-book-coronavirus-5.pdf

3)     Esté preparado para contestar las preguntas varias veces ya que a algunos niños les tomará tiempo entender la situación.

4)     Acepte las emociones manifestadas por el niño o adolescente ante la emergencia. Trate de no minimizarlas con frases como “no deberías sentirte así” o “no es para tanto”. Permita al niño expresar sus emociones y hágale saber que es normal sentirse así ante una situación tan incierta.

5)     Entienda que su hijo/hija puede estar preocupada por situaciones que usted considera banales. Para los niños y adolescentes, perder sus deportes o su contacto con amistades puede ser más importante que el riesgo de la enfermedad.

6)     Maneje el acceso a la información en los medios que tenga el niño o adolescente para que no se sature con información negativa.

7)     Sea realista, pero trate de mantener la esperanza de su hijo. No le prometa una fecha para cuando todo va a regresar a la normalidad, pero háblele de todos los esfuerzos que se están haciendo para controlar la situación.

8)     Mantenga una rutina estable en el tiempo que su hijo vaya a estar en distanciamiento social en la casa. Esta rutina debe incluir ejercicios dentro de la casa, patrones saludables de sueño y alimentación y algún método alterno de contacto con sus amistades y sus redes sociales. 

9)     Si su hijo/hija está mostrando una ansiedad incontrolable, se le hace difícil quedarse dormido o se levanta frecuentemente, tiene pensamientos negativos acerca del futuro o miedos excesivos, es posible que necesite una evaluación por un profesional de la salud mental. 

Por: Dra. Karen G. Martínez, Directora del Departamento de Psiquiatría y el Centro para el Estudio y Tratamiento del Miedo y la Ansiedad del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Importancia de los complementos alimenticios para el desarrollo normal de los huesos

Desde el vientre de la madre, los bebés van acumulando nutrientes para su desarrollo. Por …