Por qué los bebés no deberían ver televisión ni otro tipo de pantallas

146

Muchas veces y sin ser conscientes de ello los padres dejan a sus hijos frente a una pantalla para que se entretengan o dejen de llorar, no obstante esta acción que a primera vista parece simple en realidad genera inactividad infantil, que es un factor de riesgo muy importante para la mortalidad global y las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Según la OMS los bebés menores de 2 años por ningún motivo deben ver pantallas de forma reiterada, prolongada y sedentaria. Por otro lado el límite de exposición a pantallas para niños de 2 a 4 años es de una hora al día y si es menos, mejor.

Un niño que recibe una tableta para mantenerlo tranquilo mientras está sentado en una silla no está obteniendo ningún beneficio. 

Lo que los bebés y los niños pequeños necesitan muchas actividades para aprender, como por ejemplo la interacción con las personas que los rodean; necesitan tocar las cosas, sacudirlas, tirarlas y lo que es más importante ver las caras y oír las voces de aquellos que más quieren. 

Los estudios sugieren que si se ve la pantalla antes de los 18 meses de vida esto tiene efectos negativos durables en el desarrollo del idioma, destrezas de la lectura y memoria a corto plazo del niño; a su vez contribuye a problemas con el sueño y la atención.

Por ello acá te damos algunos consejos para evitar que los pequeños resulten afectados por la exposición constante a pantallas

Recién nacidos:

  • Mantenerlos físicamente activos varias veces al día, incluyendo al menos 30 minutos de tiempo “boca abajo”.
  • No pasar tiempo sedentario frente a una pantalla
  • Cumplir de 14 a 17 horas de sueño al día, incluidas las siestas, para recién nacidos; y 12 a 16 horas de sueño para bebés de entre 4 y 11 meses
  • No mantenerlos atados a un asiento o carriola o coche más de una hora seguida

Para niños de 1 y 2 años:

  • Realizar al menos tres horas de actividad física al día
  • Menos de una hora de tiempo sedentario para niños de dos años
  • Cumplir entre 11 y 14 horas de sueño al día, incluidas las siestas
  • No sentarlos por más de una hora seguida o largos períodos de tiempo

Para niños de 3 y 4 años:

  • Realizar al menos tres horas de actividad física al día, incluyendo al menos una de intensidad moderada o vigorosa.
  • Limitar el tiempo sedentario frente a una pantalla a una hora y si es menos, mejor.
  • Cumplir entre 10 y 13 horas de sueño al día, que pueden incluir una siesta.
  • No sentarlos por largos períodos de tiempo

La doctora Juana Willumsen, una de las autoras de la guía de la OMS, considera que es poco probable que los niños muy pequeños obtengan algún beneficio de mirar sedentaria y pasivamente una pantalla.

Respecto a lo anterior el tiempo sedentario se debe convertir en tiempo de calidad. Leer un libro con tu hijo, por ejemplo, puede ayudarlo a desarrollar sus habilidades lingüísticas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Baby-led Weaning: Beneficios de dejar comer sólo a tu pequeño mediante la alimentación autorregulada

La BLW (Baby-led Weaning) o alimentación autorregulada por el bebé, es es un método de int…