¿Qué tareas del hogar son aptas para los niños según su edad?

125

Numerosos son los beneficios que traen para los niños que se les designen algunas tareas del hogar. Muchos expertos lo ven como un tiempo para compartir en familia al tiempo que se crea conciencia sobre la importancia de la limpieza y la responsabilidad.

Entre los dos y los tres años de edad, los niños son demasiado pequeños para que se les deleguen tareas domésticas con cierto grado de complejidad, sin embargo, están en toda la capacidad de juntar la ropa sucia y llevarla a la cesta correspondiente, recoger sus juguetes, regar algunas plantas, ayudar a limpiar migajas que caigan al suelo.

A partir de los cuatro y seis años, por la estatura que tienen y la fuerza que han desarrollado, los niños ya son capaces de poner y recoger la mesa, limpiar el polvo de su habitación y lavar algunos trastes. Importante que sean ellos mismos quienes se responsabilicen de elegir su ropa y asearse ellos mismos.

Para los niños que tienen entre siete y diez años de edad, pueden iniciar a realizar tareas un poco más complejas. Algunos expertos sugieren que el niño se responsabnilice del orden de su habitación, doble y guarde su ropa, prepare sus implementos escolares y se levante solo por las mañanas. En casa, puede realizar tareas como barrer y cocinar algunos platos muy sencillos, siempre bajo supervisión.

Entre los diez y los doce años, los niños ya tienen un grado de conciencia mayor que les permite independizarse un poco y ser más autónomos en sus acciones, de manera que se recomienda que puedan hacerse cargo de algunas tareas que demandan las mascotas como pasearlas, darles de comer y asear su espacio, preparar platillos con un grado de complejidad mayor, limpiar el patio, hacerse cargo del jardín, entre otros.

Finalmente, los niños mayores de doce años ya son capaces de realizar casi que todo tipo de tareas. Puedes encargarle que saque la basura, haga compras en tiendas cercanas, pueda ayudar o apoyar a un hermano menor con sus deberes académicos, se haga cargo de la limpieza de superficies más grandes como una terraza o la cocina, etc.

Ten en cuenta que son tareas no sustituibles, es decir, que en la medida en que el niño sea capaz de realizar más tareas, poco a poco las vas añadiendo a sus responsabilidades. Eso sí, no puedes olvidar que son niños y que requieren de su espacio para juegos y compartir con amigos. Puedes intentar alternar algunas labores para que no se tornen monótonos los quehaceres del hogar, de esta manera lo hallarán atractivo y diferente.

Beneficios de delegar tareas del hogar a los niños

Está muy bien poder contar con ayuda que se haga cargo de la limpieza de casa, pero debes tener en cuenta que la participación de los niños en estas es fundamental para un mejor desarrollo de habilidades y del sentido de pertenencia.

Estudios afirman que estas actividades ayudan a crear hábitos de limpieza importantes para la vida del menor, desarrolla su motricidad, fomenta la colaboración, disminuye los espacios de desorden y aumenta su autoestima.

Puedes enseñarles a realizar estas tareas de manera dinámica y divertida para no generar un rechazo temprano en ellos. Puedes compensar sus logros semanales para motivar a cumplir con sus responsabilidades.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

El queratocono, ¿qué es y cómo se desarrolla?

El queratocono es una afección ocular poco frecuente que puede provocar la pérdida parcial…