Buenos hábitos orales en el bebé

1,705
Rosana Hanke Herrero DMD, MSD, FAAPD
Catedrática Asociada – Escuela de Medicina Dental UPR

 

Biberón

La utilización de biberón es recomendado sólo hasta el primer año de edad. Luego, su bebé pasará a tomar leche regular y debe pasar por un proceso de entrenamiento para el uso del vaso regular. Lo más importante es no acostar a su pequeño con la leche o jugo, ya que ese líquido azucarado quedará pegado a los dientes durante toda la noche, causando caries. Debes, luego de esta última leche o jugo, cepillarle los dientes. A partir de los 10 meses, usted puede ir entrenando a su bebé con un vaso de entrenamiento o un vaso regular.

Desde bebé antes que le salgan los dientes, con una gaza o toallita mojada limpie la boca de su bebé para acostumbrarlo a la higiene oral. Después que salgan los dientes, alrededor de los 6 meses, acostumbre a su hijo o hija a cepillarle los dientes antes de acostarle, con una pasta sin fluoruro, y acuérdese que debe visitar al dentista pediátrico antes que cumpla el año de edad.

Bobo (chupón, chupo) o Dedo

Durante la infancia, el chupado de un bobo es considerado adecuado para satisfacer su etapa oral. Se recomienda que ya a los 3 años su niño ya no debe chupar bobo. El chupado prolongado puede causar mordidas cruzadas, dientes hacia al frente, mordidas abiertas;  en fin mala oclusión. Además el chupado de bobo o dedo prolongado no ayuda en el desarrollo del habla.

Es importante saber que siempre el chupado de dedo es más difícil de terminar pero no imposible.  Pintarle las uñas a las niñas, ponerle una curita con su personaje favorito, cómprale un guante para la mano que usa para chupar o acostarlo con una media en la mano son algunas de las estrategias que algunas veces pueden ayudar a estimular a su hijo a no chuparse el dedo.

Ya el hábito del bobo es más fácil para eliminarlo. Podemos para su cumpleaños preparar una actividad especial pues ya su niña es “grande” o quizás Papá Noel lo puede traer un regalo especial por haber botado el bobo.

Una vez empiecen a salir los dientes permanentes de arriba (maxila), el hábito de dedo o bobo definitivamente debe haber sido eliminado. Ya entonces es el momento de considerar la utilización de un aparato ortodóntico para ayudar a la eliminación del habito de bobo o dedo. Puedes preguntar a tu dentista Pediátrico cual es el mejor aparato para ser utilizado.

Bruxismo

El hábito de restregar o sonar los dientes es lo que se llama bruxismo. Algunos niños tienen este hábito principalmente durante la noche. La gran mayoría de los niños cuando cambian de la dentición decidua (de leche) a la dentición permanente el bruxismo desaparece o disminuye. No existe mucha información sobre la causa del bruxismo en los niños pero algunas veces, así como los adultos, pueden estar relacionado a situaciones de estrés;  como divorcio de los padres, la llegada de un hermanito, estrés en la escuela etc.

Es importante visitar al dentista para que evalúe la dentición y descarte otras causas  que pudieran ser tratadas como mala oclusión, y estar seguros que el bruxismo no esté causando desgaste significativo en la estructura del diente.

Para evitar el desgaste de los dientes y/o dolores de cabeza existen diferentes tratamientos, el Dentista Pediátrico de su hijo seguramente te puede orientar de ser necesario.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Juegos para estimular las habilidades infantiles

Existen diversidad de juegos para estimular las habilidades infantiles. Al respecto, debem…