¿Por qué mi bebé tiene la piel como escamas?

Por: Redacción Pediatría y Familia

Algunos padres manifiestan preocupación cuando descubren que la cabeza de su bebé cambia su apariencia. Poco a poco, la cabecita suave se convierte en un área recubierta de un sarpullido -aparentemente caspa- que también puede estar compuesta por sustancias grasas. Si es tu caso, no te preocupes porque es una condición sin ninguna complicación que es muy común en bebés y niños.

Se trata de la dermatitis seborreica infantil o costra láctea. Por lo general, esta afección cutánea aparece durante los primeros meses de vida y desaparece por sí misma, sin ningún tratamiento específico, cuando el pequeño tiene entre 6 y 12 meses de edad. Sin embargo, no son datos concretos. Esto quiere decir que cada bebé es único y que la duración de la dermatitis seborreica depende de su organismo, por eso algunos casos tardan más que otros en sanar y algunos niños manifiestan escamas en otras áreas del cuerpo como las orejas.

¿Cuál es la causa de la dermatitis seborreica infantil?

Hasta el momento, los especialistas desconocen la causa que origina esta condición. Sin embargo, los médicos creen que se trata de una sobreestimulación de las glándulas sebáceas del niño, provocada por el consumo de leche materna. También se cree que la presencia de un hongo en el sebo podría causar la costra láctea pero no es un dato confirmado. Lo que sí está claro es que no se trata de falta de higiene del menor o factores asociados con un aparente mal cuidado del niño.

Ante su aparición, los pediatras también recomiendan a los padres llevar al bebé con su médico tratante para que él confirme el diagnóstico de dermatitis seborreica, ya que si estas costras están acompañadas de enrojecimiento pueden ser originadas por otras enfermedades dermatológicas como la psoriasis.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cómo criar a su bebé

Todos los bebés: Aman explorar el mundo que los rodea, así que tiene que cerciorarse de qu…