Tetanalgesia: el as bajo la manga durante la vacunación a bebés

183
La bronquiolitis en los bebés

Tetanalgesia es el nombre que recibe una técnica bastante recomendada para calmar a los bebés y reicén nacidos durante la vacunación: amamantarlo en el momento del pinchazo. Se han llevado a cabo investigaciones que resaltan los beneficios de la lactancia natural como la analgesia no farmacológica, es decir, sin medicamentos.

Según la OMS, esta es una práctica que se enmarca en las prácticas correctas de la vacunación, pues la lactancia sirve para aliviar el dolor que producen las pruebas dolorosas o molestias para los bebés como las inyecciones. Les permite mnimizar la sensación de dolor y el llanto, al tiempo que fortalece el vínculo de confianza con la madre.

¿Cómo se relaciona la lactancia con la reducción de dolor?

La sensacón de estar bajo el cuidado de mamá, es única en el mundo. El objetivo del amamantamiento en estos momentos dolorosos, es brindarle al niño un ambiente de seguridad y confianza que lo haga sentir tranquilo y en calma. Probablemente la práctica de esta técnica no signifique que el niño no vaya a llorar, no, pero sí puede disminuir el llanto y la sensación de dolor al sentirse acompañado y comprendido por mamá.

El secreto, es la relajación que encuentran los niños en el acto de succionar, puesto que en ese momento el organismo segrega algunas endofirnas que aumentan la sensación de bienestar por encima de las molestias físicas que pueda tener.

Beneficios de la lactancia en mamás e hijos

Adicional a los beneficios mencionados anteriormente, no debemos olvidar importantes características de la lactancia tanto para los bebés, como para las madres.

Mamás:

  • Al amamantar, se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como el cáncer de mama, de ovario y la osteoporosis.
  • Disminuye el riesgo de padecer depresión postparto.
  • Favorece la recuperación física después del alumbramiento.
  • Contribuye a bajar de peso.
  • Fortalece el víncuo afectivo entre mamá e hijo.

Bebés:

  • Aportes nutricionales irremplazables para los niños en cada etapa de desarrollo durante la lactancia.
  • Preparación de los órganos involucrados en la digestión.
  • Aumento de defensas y protección a enfermedades e infecciones.
  • Estimulación del funcionamiento psicomotor.
  • Apego a la progenitora.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Bebés prematuros: cuidados necesarios

Los últimos meses del periodo de gestación podríamos llamarlos los más importantes para el…