El comportamiento sexual en los niños pequeños: ¿qué es normal y qué no lo es?

440

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Puede ser fácil para los padres hablar con sus hijos acerca de las diferencias entre el bien y el mal, pero suele ser más difícil hablar sobre el desarrollo sexual.  

A una edad muy temprana, los niños empiezan a explorar sus cuerpos y para ello tocan, hurgan, frotan y tiran de partes de su cuerpo, incluidos sus genitales. A medida que los niños crecen, necesitarán orientación para aprender acerca de estas partes del cuerpo y sus funciones.

Por tal motivo, aquí brindamos información y consejos para ayudar a los padres a saber la diferencia entre los comportamientos sexuales “normales” y los comportamientos que pueden indicar un problema.

¿Qué es normal?

Esta es una lista de lo que los pediatras consideran un comportamiento sexual normal y común en niños de 2 a 6 años. 

Cuando vea estos comportamientos, intente redirigir la atención de su hijo hacia un comportamiento más apropiado diciendo algo como, “los adultos hacen eso en privado y tú también deberías hacer lo mismo”. Reafirme que los niños deben respetarse entre sí y que no está bien tocar las partes íntimas de nadie.

También, recuérdele a su hijo que siempre debe dirigirse a usted o a otro adulto de confianza si alguien toca sus partes íntimas.

Señales de alarma de comportamientos peligrosos 

Los padres también necesitan saber cuándo el comportamiento sexual de un niño parece indicar más que una curiosidad inofensiva. Los problemas de comportamiento sexual pueden representar un riesgo para la seguridad y el bienestar de su hijo y de otros niños, y pueden ser una señal de abuso físico o sexual, o de exposición a la actividad sexual.

Las señales de alarma de comportamiento sexual incluyen cualquier acto que:

  • Ocurra con frecuencia y no se pueda desviar
  • Provoque dolor físico o emocional, o lesiones a sí mismos o a otros
  • Se asocie con agresión física
  • Implique coerción o fuerza
  • Simule actos sexuales de adultos

Los padres deben empezar a enseñarles a sus hijos sobre la protección del cuerpo entre los 3 y 5 años.

Utilice un lenguaje adecuado. Enséñeles a sus hijos los nombres correctos de todas las partes del cuerpo, como genitales, pene, vagina, pechos, nalgas y partes íntimas. Ponerles sobrenombres a las partes del cuerpo puede dar la idea de que hay algo malo con el nombre correcto. Averigüe por qué su hijo usa un nombre especial para la parte del cuerpo, pero enséñele también el nombre correcto.

Evalúe el respeto de su familia por el pudor. Si bien el pudor no es un concepto que la mayoría de los niños puedan comprender completamente, todavía puede a esta edad sentar las bases para futuras conversaciones y ejemplos de buen comportamiento. 

No fuerce el afecto. No obligue a su hijo a dar abrazos o besos a la gente si no quiere hacerlo.

Explique la diferencia entre contacto bueno y uno malo. Puede explicar que un “contacto bueno” es una manera en que las personas demuestran su afecto por otras personas y se ayudan unas a otras (por ejemplo, abrazarse, tomarse de las manos, cambiarle el pañal al bebé). Un “contacto malo” es aquel que a uno no le gusta y desea que termine de inmediato (por ejemplo, golpear, dar patadas o tocar las partes íntimas).

Dele a sus hijos una regla sólida. Enséñeles que NO es bueno para nadie mirar o tocar sus partes íntimas, o las que cubren el traje de baño. 

Controle la exposición a los medios de comunicación. Conozca los sistemas de clasificación de juegos de vídeo, películas y programas de televisión, y use los controles para padres disponibles de muchos de los proveedores de Internet, cable y satélite. 

Revise esta información regularmente con sus hijos. Algunos momentos adecuados para hablar con sus hijos sobre la seguridad personal son durante el baño, la hora de acostarse y antes de cualquier situación nueva. Los niños se encuentran e interactúan con distintos adultos y niños a diario desde la guardería a las prácticas deportivas y las clases de baile, sin mencionar los campamentos y los programas extra escolares.

Hable con el pediatra de su hijo

Si en este momento se encuentra lidiando con cualquiera de estos problemas o tiene otras preguntas, hable con el pediatra de su hijo. Él o ella puede colaborar con usted para distinguir los comportamientos sexuales normales y adecuados para la edad de los comportamientos que son inapropiados para el desarrollo o una señal de un posible abuso. 

Healthychildren.org

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

A mayor exposición a pantallas, menor desarrollo infantil

Entre más tiempo pase tu hijo menor de 5 años frente a la pantalla de un dispositivo elect…