El SIDA y los niños

93

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

El SIDA es un virus cuyo impacto continúa creciendo día a día; es un problema reconocido en todo el mundo y mata a millones de personas cada año, dentro de ellos los niños, pues no son inmunes a sus efectos.

Algunos de ellos se encuentran entre las víctimas directas (niños seropositivos), mientras que otros están indirectamente afectados por él (niños que han quedado huérfanos como resultado). Para combatir eficazmente el SIDA son necesarias acciones inmediatas y a nivel mundial.

Se debe señalar que el SIDA normalmente no se manifiesta inmediatamente después de la infección. Una persona seropositiva puede, de hecho, seguir viviendo durante bastante tiempo sin presentar ningún síntoma del virus. Inicialmente, la única manera de determinar si una persona tiene el VIH es someterlo a un análisis de sangre.

Hoy por ser el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, queremos hablar un poco más al respecto.

Los niños que sufren el SIDA

En 2012, el número total de niños que sufren de SIDA en todo el mundo se elevó a 2,2 millones, el 90% de los cuales se encontraban en el África sub-sahariana. Este número se ha incrementado sustancialmente en la última década.

«Según las Naciones Unidas, 370.000 niños menores de 15 años se infectan cada año por el virus, lo que equivale a que 6 niños menores de esta edad son infectados por minuto».

Si bien, puede ser tentador creer que el SIDA no afecta directamente a los jóvenes, esto no se adapta a la realidad: «un tercio de la población seropositiva mundial está formada por individuos cuya edad varía entre 15 y 25 años«.

El impacto del SIDA en la supervivencia de los niños

Los tratamientos actuales nos permiten evitar que los niños seropositivos mueran y ayudan para que puedan vivir un promedio de 35 años. Como resultado del progreso científico, ningún niño debería morir de SIDA, sin embargo, en las zonas más afectadas por esta enfermedad el acceso a los tratamientos necesarios no es nada fácil.

Por ejemplo, en África, el 50% de los bebés que sufren de SIDA muere antes de los 2 años si no reciben tratamiento, lo que, desafortunadamente, sucede con frecuencia.

«La muerte de los niños que adquieren el virus a través de sus madres es algo que se puede prevenir».

Los niños seropositivos y la discriminación

Otro fenómeno que se ha incrementado a causa del SIDA es la discriminación contra los niños seropositivos, cuyos efectos son horribles.

Niños seropositivos son sometidos a todo tipo de crueldades y violencia, frecuentemente por parte de adultos y de niños intolerantes. Además, hay que enfrentarse a la ignorancia. Debido a que la gente no entiende qué es el SIDA, la discriminación contra las víctimas se vuelve mucho más fácil; por ejemplo, algunas personas se niegan a acercarse a los niños seropositivos por miedo a ser infectados.

Los niños infectados no siempre están en igualdad de condiciones con los demás niños. De hecho, es a menudo mucho más difícil para ellos obtener una educación, recibir ayudas públicas, o encontrar vivienda.

¿Cómo podemos ayudar a los niños que sufren el SIDA?

Cuatro tipos de intervención son necesarios:

  • Prevención: Para luchar contra el SIDA hay que entender lo que es.
  • Detección: Si toda la población mundial tuviese acceso fácil a las pruebas de detección, muchos casos de transmisión podrían ser evitados.
  • Tratamiento: En algunas regiones el acceso al tratamiento está garantizado para todas las personas.
  • Apoyo: Además de la asistencia médica, las personas afectadas por el SIDA necesitan recibir apoyo psicológico.

Fuente: Humanium.org

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Los nacimientos por agua son tan seguros como los nacimientos en tierra para mamá y bebé

Un nuevo estudio encontró que los nacimientos de agua no son más riesgosos que los de tier…