5 señales de que estás a punto de dar a luz

#1 No sientes presión al respirar

Puede que hayas notado que te cuesta respirar debido a que el bebé ya ha crecido mucho durante el último trimestre; esto es normal, pero si de un día para otro notas que te sientes aliviada y que puedes respirar mejor, quiere decir que el niño se ha dado vuelta, ha acomodado su cabeza en el canal de parto. Desde ahora, irás a orinar con mayor frecuencia, además de sentir una fuerte presión en el área de la vejiga.

#2 Dilatación del útero

El cuello del útero pierde sus formas de modo gradual, esto es porque se va preparando para el proceso de dilatación que es necesario para que el bebé pueda ser expulsado de manera natural en el parto. Cuánto menos se note el cuello uterino, más cerca estará la fecha de parto.

#3 Expulsar el tapón mucoso

Puede ocurrir (y es lo más habitual que así sea) unos cuantos días previos al día de parto, pero también puede suceder desde horas a minutos antes del mismo. En el momento de su expulsión verás una sustancia mucosa de color rosada; sin embargo si observas sangre, siempre es mejor consultar al médico.

Humira 300×250

#4 Romper fuente

Por lo general esto ocurre un día antes de dar a luz y es la clara señal de que estás a la puertas de ser mamá. La única precaución que debes tener es observar que el líquido que expulsas no sea de color verde o tenga olor desagradable, de ser así, consulta de inmediato al médico. Para que el parto comience, la dilatación del útero debe ser de 10 centímetros.

#5 Tener contracciones

¡Ha llegado el momento del parto! Las contracciones son muy parecidas a los cólicos menstruales, sentirás un dolor en la zona baja de la espalda. Las contracciones comenzarán con una cada media hora y luego serán cada vez menos espaciadas entre una y otra. Cuando el intervalo sea de 5 minutos es mejor que estés en el sitio en donde deseas dar a luz.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Embarazo
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Algunos síntomas inusuales del embarazo

Desde el mismo instante en que piensas que puedes estar embarazada, a tu cabeza llegan mil…