Infecciones pulmonares durante el embarazo

133

Durante el embarazo se presentan cambios fisiológicos a nivel pulmonar que, desafortunadamente, pueden ocultar síntomas de patologías que ponen en riesgo la vida de la madre o el bebé.

A pesar de que la madre no tenga antecedentes de enfermedades o complicaciones respiratorias, sí puede presentar dificultades como la disnea (falta de aire), hasta una falla respiratoria aguda. Es un tema que debe tratarse y chequearse en los controles prenatales para brindar la prevención adecuada a estas infecciones para que no trasciendan con el paso del tiempo.

Con el paso de los años, estudios han identificado que el entorno ambiental en el que se desenvuelven, la etnia y el estrato socioeconómico son factores muy influyentes a la hora de hablar de estas patologías adquiridas en mujeres embarazadas. En el caso de aquellas que ya tienen una enfermedad pulmonar diagnosticada desde antes de la gestación, deben reforzar medidas de higiene y dietéticas para que no se presenten inconvenientes.

Lamentablemente, se ha demostrado que las afecciones respiratorias y pulmonares son responsables de una alta tasa de mortalidad materna por enfermedades no cardiovasculares que en países como Estados Unidos, llega a superar el 30%, según datos del Centro para la prevención y el control de enfermedades (CDC).

Dificultades respiratorias en el embarazo

  • Disnea: Afecta cerca del 70% de las pacientes; se caracteriza por la “falta de aire” durante el primer y segundo trimestre del embarazo. Seuele presentarse durante el reposo o al hablar.
  • Sinusitis: Durante el embarazo, la sinusitis se manifiesta como el alto flujo y obstrucción nasal capaz de durar más de 7 días. Se manifiesta con presión en los senos y fiebre.
  • Bronquitis
  • Gripe
  • Neumonía

Complicaciones pulmonares

  • Tuberculosis: La incidencia de la tuberculosis es similar en mujeres embarazadas a la de la población en general y por ello es importante estar alerta ante síntomas como fiebre, sudoración excesiva en la noche, tos, hemoptosis (expectoración de sangre), pérdida de peso, anorexia, malestar general y cansancio. Diagnosticada a tiempo, el tratamiento de la tuberculosis en mujeres gestantes proyecta un pronóstico materno favorable.
  • Hipertensión pulmonar: Es el aumento de la presión arterial pulmonar por encima de los 25mmHg cuando la mujer se encuentra en reposo. Es una enfermedad poco frecuente en mujeres embarazadas, pero de llegar a presentarse, puede ser muy riesgosa. Los cambios fisiológicos más importantes son el aumento del volumen plasmático y gasto cardiaco y disminución del retorno venoso.

Los diagnósticos clínicos para las complicaciones graves permiten que se inicie el tratamiento adecuado tan pronto se sospechan los primeros síntomas, por ello la recomendación es no posponer o dejar de asistir a los controles prenatales. De esta manera el especialista llevará un control más cercano del proceso.

Ten en cuenta que el embarazo hace a las mujeres más susceptibles a contraer cualquier infección, y desafortunadamente la respuesta del cuerpo suele ser inadecuada para defenderse. Esto conlleva a que infecciones que para la población general no sean de gran riesgo, se conviertan en enfermedades potencialmente mortales para población fértil.

Fuente consultada: Rev. Latin. Perinat. 2016, 19 (2)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Conoce cómo es el trabajo de parto exitoso

Estas son las recomendaciones de respiración, ejercicio, alimentación y empuje para tener …