Esclerosis Múltiple en niños

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, que afecta el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y se puede manifestar a través de alteraciones de la vista, fuerza, sensibilidad y equilibrio.

Hasta el momento no se ha descubierto una cura para esta enfermedad, pero con el desarrollo de nuevos medicamentos se ha logrado tratarla y controlarla. De igual modo, con el uso de estos fármacos se busca modificar el curso de la enfermedad con el fin de ofrecer una vida normal a los  pacientes.

Habitualmente, la Esclerosis Múltiple se identifica en la edad adulta, aproximadamente entre los 20 y 40 años. Pero del total de casos, según la Fundación de Esclerosis Múltiple (FEM), entre el 3% y el 10% de los diagnósticos se logran en la edad pediátrica.

Aunque el tratamiento para niños y adultos es similar, en la etapa pediátrica la enfermedad se manifiesta con brotes o «recaídas», lo que se conoce como esclerosis múltiple remitente-recurrente (EMRR). Un niño con EMRR puede presentar recaídas en las que los síntomas neurológicos empeoran, estas situaciones se mantienen por 24 horas y con el tiempo mejoran progresivamente, lo cual se entiende como remisión.

Los síntomas varían entre los pacientes, pero los más comunes:

  • Disminución de la agudeza visual en uno de los dos ojos y visión doble.
  • Falta de fuerza o de destreza en alguna de las extremidades.
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento.
  • Alteraciones del equilibrio o de la estabilidad.

Es importante que si tu hijo es diagnosticado con Esclerosis Múltiple, seas sincero con él para que no confunda su condición con cosas que no son, esto ples ayudará a comprender sus síntomas, no sentirse desplazados.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Qué es el estrés tóxico y cómo afecta el desarrollo cerebral de algunos niños y su salud cuando son adultos

Aprender a lidiar con las contrariedades de la vida forma parte de nuestro desarrollo, per…